10 cosas que NO deberías hacer con un periodista

En ocasiones me preguntan si es difícil relacionarte con los periodistas ya que son líderes de opinión y pueden parecer un tanto inaccesibles desde fuera. Mi respuesta habitual: realmente es una cuestión de sentido común.

A lo largo de mi carrera he ido desarrollando un estilo y unas maneras que basadas en la veracidad y eficacia me han hecho conseguir buenos resultados y sobre todo una relación de confianza con los medios de comunicación con los que trabajo.

Es cierto que la cultura 2.0 nos ha traído una auténtica revolución en los formatos de comunicación. Sin embargo quizás las formas no hayan cambiado tanto y por ello quisiera haceros 10 sugerencias que os pueden ayudar a tener una fructífera relación con los periodistas:

  1. Mentir. Si no podéis contestar, se argumenta el porqué pero no mintáis al respecto. Puede tratarse de información confidencial que no estáis autorizados a dar. Si alguna vez os cogen en una mentira, podría casi afirmar que estáis borrados de su lista de profesionales a los que recurrir cuando están recopilando información para un reportaje. Y no olvidemos que es precisamente lo que tú necesitas.
  2. Tengo una exclusiva para ti y que luego se publique en más medios. Es una consecuencia del punto anterior. Otro tema diferente es ofrecerle una entrevista en exclusiva y advertirle que después se lanzará una nota de prensa sobre ese mismo tema para dar otro tipo de cobertura, pero el primero en publicar será su medio.
  3. Quiero revisar el texto antes de ser publicado. Ojo, si tienes confianza o percibes por la conversación que quiere consultarte datos mientras realiza el artículo, se lo puedes sugerir pero trabajar con un medio de comunicación implica que trata la información de manera objetiva y no bajo los “filtros” de tu empresa.
  4. Tengo un tema muy interesante y si no te interesa se lo ofrezco a otros. Chulerías mejor no :-(.
  5. Lanzar un comunicado y no aceptar a continuación una propuesta de entrevista. Podemos aceptar o postponer una entrevista que surja en un momento dado para un reportaje de un medio, según nuestros intereses y agenda del portavoz, pero NO cuando tiene relación con lo que acabas de comunicar. Es como abrir una puerta informativa y cerrarla en sus mismísimas narices.
  6. Llamar el día de cierre. Si no es un tema urgente o relevante, no molestes ese día. Sí, como lo digo, molestar. Si llamas, no tienes más que oír el tono de voz agobiado. Te recomiendo que tengas en tu base de datos las fechas de cierre de todos los medios con los que trabajas.
  7. Quejarte de un titular. A no ser que haya algún dato incorrecto o mal interpretado, nos encontramos de nuevo con su libertad de escribir sobre la información recibida. Yo lo he hecho un par de veces en mi vida profesional: en una ocasión porque había un error y tras aclararlo publicaron una fe de erratas y además un pequeño artículo extra. Para estos casos hay que preparar la argumentación, recopilando datos que avalen el ”desacuerdo”.
  8. Remitir al dossier de prensa. Si recordamos que la principal función del área de Comunicación es facilitar o agilizar el trabajo de un periodista y su medio, esta opción está fuera de lugar. Ayúdale a encontrar fácilmente lo que necesita. Si tu no lo haces puede aparecer publicada una noticia de tu competencia que fue más cooperativa que tú.
  9. Colegueos tipo “cariño, bonita”. Si no sois amigos, más que nunca apliquemos el sentido común, como decía al inicio de este post. No somos más cercanos hablando en esos términos y desde luego es poco serio y profesional.
  10. Ya se ha apagado la grabadora, así que me relajo y les puedo contar algo confidencial.  Todo lo que digáis a un periodista puede ser publicado ¿Si tu escuchases algo que te da pié a una buena noticia, no lo publicarías? Pues eso ;-).

En definitiva, se auténtico, eficiente y cordial y seguro que te forjas una excelente reputación.

Si tienes tus propias recomendaciones me encantaría conocerlas y que las podamos compartir con los lectores de infinitopuntocero.

[Photocredit cabecera: Mark Morgan Trinidad vía Compfight]

The following two tabs change content below.
comunicacion.merchepalomino@gmail.com'
Cofundadora de infinitopuntocero. Ya son 15 años trabajando en la relación con los medios y en la reputación corporativa ¡y me apasiona mi profesión!. Considero que la Comunicación, siempre en mayúsculas, es mucho más que lanzar una nota de prensa. Comparto lo que aprendo. Práctico el networking desde antes de que lo llamaran así. El sentido del humor es fundamental en mi vida :).

4 Respuestas

  1. Desde luego es un excelente decálogo, que si fueran mandamientos los resumiría en dos:

    1.- No trates a los demás como no quieras que te traten a tí mismo.
    2.- Decidir lo que es noticia y cómo contarla es algo que decide el periodista.

    Me gusta mucho, gracias por escribir estas cosas.

  2. Ay, el sentido común… Ya decía Unamuno que era el menos común de los sentidos. Cuántos problemas de comunicación empresarial y marketing se resolverían con un poco de sentido común y de empatía y qué poco se ven esas cualidades en la mayoría de los “profesionales”. Bravo por este post, a ver si tomamos nota todos. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: