Soy PANK y te aseguro que querrás conquistarme

Hace unas semanas por casualidad en una cena, descubrí que soy una PANK (professional auntie no kids). Si bien pude seguir comiendo tranquilamente unas maravillosas croquetas, al día siguiente todo era distinto, de un día para otro pertenecía a una especie de tribu ya bastante reconocida en EEUU. Yo que siempre me he sentido descolocada de esta sociedad estructurada y pensada para una vida a dúo y con hijos.

He estado buscando estadísticas en España y no las he encontrado, no resulta fácil, somos aún muy nicho, pero crecemos y somos una realidad, un nuevo target de consumo. Investigadores de mercado y publicistas en Estados Unidos ya nos detectaron hace algunos años y nos tienen en el punto de mira. Allí sí somos objeto de promociones y ofertas que alientan el consumo de productos para niños (una de cada cinco mujeres): ropa, juguetes, parques de diversiones, restaurantes y hasta vacaciones. En España, como en muchas cosas, aún no, pero llegaremos a ello, ya sabemos para bien o para mal, que lo que viene del otro lado del charco se reproduce en el viejo continente.

Soy la menor de cuatro hermanas, no hay día que no de las gracias por ellas, benditas, guapas, bellas, que me han dado 5 sobrinos maravillosos y aunque ése no fue el propósito en sí, que importa si yo lo adapto para mi! Porque el papel de las tías de hoy es muy distinto, somos mujeres con ganas, el tiempo y en muchos casos, con la estabilidad económica suficiente para generar diversión con los sobrinos y sobrinas.

Yo misma tengo una PANK, pero ella no lo sabe, tiene 68 años y se llama Carmen, es la hermana menor de mi padre. Y el hijo de mi pareja tiene otra que se llama María, hace apenas unos días volvieron de viaje. Y así podría nombrar unas cuantas, de verdad, os estoy hablando de casos reales.

Al parecer ser tía no sólo puede hacernos felices sino que puede ser un apartado interesante y con su grueso dentro de nuestra economía unifamiliar en la que la columna “sobrinos”, aparezca en el top de los gastos.
Yo no sé si he decidido no ser madre, pero si que no lo soy ni lo seré “por ahora”, desde mi divorcio, he hecho de la canción de Florence and the machine “lover to lover” mi himno, aunque mi intención siempre ha sido tener novio, pero la vida es así… Estoy contenta con mis logros en distintos ámbitos de la vida y construyo mi felicidad con afectos afines y paralelos al amor que podría dar a un niño, quizás por eso, puedo ser más amigas de mis amigas y espero ser una muy buena amiga de mis sobrinos. El amor de niño es de una calidad de afecto muy especial al que deseo y pretendo optar en calidad de tía.

Y aunque me encuentre huyendo de una aglomeración de niños en cualquier parte, las PANKS somos muy conscientes del soporte que podemos dar a los niños de hoy en día (nuestros sobrinos) para encarar el futuro. Nos preocupa que no tenemos el control de cambiar el mundo, pero si de preparar desde nuestro papel secundón (algo así como el apuntador en una obra de teatro), a estos niños para afrontar los retos del siglo XXI y particularmente me fascina la práctica de posicionarse en otro punto de vista a través de unos nuevos ojos, empezando por la mirada inocente de un niño.

Probablemente somos uno de los grupos sociales que más envía fotos de sus viajes por wapp, somos PANKS porque nos gusta viajar, y queremos compartir experiencias vitales con los sobrinos y desarrollar fuertes lazos con ellos, lo que nos ha convertido en un nuevo perfil de turistas que el sector deberá satisfacer, junto con grupos tan cuidados como la familia con hijos, turismo Halal, el nuevo lujo, o milenials, con la diferencia de que nosotros al no tener hijos, si tenemos ese dinero para gastar en viajes con los hijos de nuestros hermanos/as.

Ante los innumerables blogs de madres, hijos, padres, etc.. solo un blog para PANKS pionero que apareció en plena crisis, en el 2008, justo cuando yo dejé mi vida al lado del mar y volví a la capital, me sentía extraña, sola, entonces no le supe poner nombre, pero en el pequeño pueblo costero donde habitaba yo éra casi la única PANK de 36 años, todas las demás a esa edad ya eran madres. Este blog, “Savvy Auntie”, fundado por Melanie Notkin, se trata de una comunidad web de tías y madrinas dirigida a unas 23 millones de Panks en EE.UU. y que gastan hasta 9 mil millones de euros anuales en “sus no-niños” (normalmente un niño por Pank). Entiendes ahora por qué te dije que querrías conquistarme? Búscanos, las PANKS estamos por todas partes.

Photo Credit: joannrenee via Compfight cc

The following two tabs change content below.

Almudena Pardilla Fdez

Estudié Periodismo pero la vida me ha redirigido al mundo de los medios y su mayor fuente de financiación; la publicidad. Conjugar esto con mi gusto por lo internacional y global me ha convertido en una gestora de medios internacionales desde hace siete años. Ante todo soy aprendiz casi antes de que Malú sacara su gran éxito, pero a diferencia de ella, yo aún y siempre, sigo aprendiendo.

Latest posts by Almudena Pardilla Fdez (see all)

6 Respuestas

  1. Bien visto querida PANK ! me ha gustado mucho tu post..aquí en el grupo tenemos a varias valiosas PANKS !
    besos

    • Almudena Pardilla Fdez dice:

      Gracias Lili, es interesante cómo va cambiando la demografía tanto femenina como masculina, aunque hay más Panks que Punks (Professional Uncle no kids), y por tando surgen nuevos targets de consumo con sus necesidades específicas.
      Un beso

  2. Estas son de esas cosas que las tienes delante de las narices y no te das cuenta. La de PANKs que conozco y no había caído en ese factor común, ni sus posibilidades como nicho de mercado.
    Gracias por ese toque de atención, hoy he aprendido un poquito más.

    • Almudena Pardilla Fdez dice:

      Qué bien Antonio! Gracias por compartirlo aquí, a mi me pasó lo mismo cuando este término entró en mi vida. Un abrazo

  3. rubiomartinmrm@gmail.com' María dice:

    Hola! Soy Maria, la PANK a la que te refieres en el artículo, que me ha gustado mucho. No había oído el término y me ha parecido interesante. Además miro a mi alrededor y hay muchos casos entre mis amigos, tanto chicos como chicas. Curiosamente, yo soy PANK de dos niñas y seudo PANK de Daniel ya que soy su madrina, pero no su tía. Y me encanta el papel!!

    • Almudena Pardilla Fdez dice:

      Hola María!!! Encantada de conocerte electrónicamente! Que escribas este comentario me dice muchas cosas de ti y muy buenas, pero además eres como la llamada de teléfono en un programa en directo que llama para decir, “soy yo esa de la que habéis hablado” !!! Genial. Gracias por el término de seudo PANK, es algo habitual sin duda, gracias también por la aclaración, no me volverá a pasar, no es que no lo supiera, es que no caí, ahora me ha quedado clarito clarito. Sólo puedo decir que tanto esas dos sobrinitas cómo tu ahijado, tienen mucha suerte de tener una PANK como tú en su vida. Te mando un fuerte abrazo! Almudena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: