¿Por qué tanto rollo con la niña del M.I.R.?

Llevo unos días alucinando con la que se ha montado con la niña del M.I.R. Pongo muy rápidamente en antecedentes por si alguien no se ha enterado.  En el último examen del M.I.R., una de las preguntas era la siguiente.

Pregunta niña mir

Fuente: MedicinaJoven.com

La pregunta ha extrañado tanto que se ha planteado la posibilidad de impugnarla. Por lo que he leído, en todo caso se podría impugnar la respuesta, pero nunca la pregunta, y además en todos los exámenes se suele incluir alguna relacionada con la deontología.

Lo que me extraña es todo el movimiento que ha surgido a partir de esta pregunta. Parece que escuchamos Facebook fuera de su entorno natural o allí donde no lo esperamos y tiene que surgir la polémica por obligación.  La niña del M.I.R ya tiene su propio Facebook, con casi mil amigos, y hay una petición en Change.org para que Juan acepte a Sofía.

Niña Mir

Fuente: Change.org

Sí, son bromas que no hacen más que demostrar el ingenio de la gente, no hay que tomarlo en serio y todo lo que queráis. Pero no deja de ser sorprendente. En serio… ¿cuántas veces habíais llegado a conocer una pregunta del MIR? Ni las deontológicas ni ninguna. ¿Por qué esta se hace tan popular? ¿Porque pone Facebook?

Porque yo me pregunto, ¿qué dificultad puede tener responder a esto? ¿De verdad hay más opciones que explicarle a la niña que no puede ni debe estar en contacto con ella en Facebook? No sólo por los límites deontológicos entre pacientes y facultativos, sino por sentido común. Un adulto que acepta niñas desconocidas en sus redes privadas es, cuanto menos, sospechoso.

Si todavía hubieran mostrado un caso extremo, en el que el médico especialista a cargo de la niña detecta un claro indicio de riesgo; si hubieran dado a entender que la única forma de contactar con ella en determinados momentos críticos era Facebook… entonces podríamos empezar a discutir. Porque puede que el trabajo del médico no termine en su consulta ni al finalizar su horario, y se podría argumentar que es una manera de controlar de forma positiva a la niña, o incluso que es más importante el seguimiento del caso por todos los medios posibles que la privacidad del médico o su deseo de separar su vida privada de la profesional. Aun así, no veo la necesidad de incluir a una paciente en un ámbito privado que le otorga a esa niña una ilusión de cercanía que no tiene en realidad con el médico. Pero bueno, podría haber tema para debate.  Tanto, que existe un manual sobre el buen uso de las redes sociales para profesionales de la Medicina.

El caso que aquí se muestra no tiene nada que ver con esto.  Nos mencionan una situación de “cierto acoso” y la “posibilidad” de un trastorno alimentario. Ambas cosas, por cierto, sólo “parecen entreverse”.  Después, además, se encargan de mostrarnos una paciente “animada y muy simpática” que “chatea activamente”. Que la niña, por supuesto, necesita atención para determinar si en realidad existen ese acoso y ese trastorno. Pero que no hay dónde ver una situación extrema, también.

Por lo tanto, ¿qué contestaría cualquier persona si Sofia-la-chica-animada-de-15-años-que-chatea-activamente le pide al médico residente el móvil para charlar de vez en cuándo?  (Aquí vosotros contestáis a coro: “Que no se lo daaaaa”) Entonces, ¿por qué no es tan obvio cuando hablamos de medios sociales?

Aunque tengo que reconocer que lo mejor de la pregunta es esa parte en la que Juan le dice a Sofía que “él también utiliza mucho las redes sociales desde la facultad”. Así, como el que comenta que descubrió en verano los encantos de la pesca. Ahí le han dado a Juan un punto nerd muy serio, no me digáis que no.

The following two tabs change content below.

Esther Rosado

Llegué a los medios sociales como todos: por casualidad y sin tener ni idea. Empeñada desde siempre en saber cada día algo nuevo, llegó un momento en el que creí que estaba cerca de ser una experta. Afortunadamente seguí aprendiendo y pronto descubrí que este mundo siempre iba a ir más rápido que yo y que cualquiera, y que se trataba de asimilar el máximo posible y continuar coleccionando conocimientos. Así que aquí estoy, compartiendo lo que sé y sobre todo aprendiendo de tanta gente que sabe mucho más que yo.

Latest posts by Esther Rosado (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: