Aplicaciones móviles o web responsive ¿Es necesario elegir?

“El 76% de los profesionales del marketing  piensa que éste ha cambiado más en estos 2  últimos años  que lo que cambió en los últimos 50 años”, esto no lo digo yo, lo hace un informe de Febrero 2014 de Forrester Research Inc.  La causa principal de este gran cambio es el móvil. La irrupción de los móviles inteligentes o smartphones, el acceso a mejores tarifas en internet unido a todos los avances tecnológicos han sido los principales “culpables” de este vertiginoso cambio. Creo incluso que se puede hablar de la “Revolución del “Móvil”. (Cuando hablo de móviles  me refiero también a las tabletas y diferentes versiones de dispositivos electrónicos y todo lo relacionado con el Mobile marketing).

 

Si tenemos en cuenta que toda nuestra estrategia digital pasa por el “estrecho lente” del móvil nos damos cuenta de su importancia. Es como una gran lupa, una especie de embudo por donde tienen que pasar todos nuestros  mensajes, formatos, contenidos; desde la web, las apps, el SEO, nuestros videos, emails, las búsquedas  y por supuesto las redes sociales. De ahí la importancia que tiene y que debemos darle.

apps vs web responsive

apps vs web responsive

En este contexto, el  reto en nuestro día a día es enorme, porque tenemos que desarrollar acciones de marketing digital que funcionen y además se adapten adecuadamente en la mayoría de los dispositivos electrónicos por donde la gente accede a nuestros portales de lo contrario estamos dejando fuera a gran parte de nuestro público objetivo. Hoy en día, la variedad de dispositivos existentes en el mercado dificulta mucho el trabajo (no sólo por temas de presupuesto) y provoca que la información no siempre esté disponible y accesible para todos. O si se adapta medianamente  la experiencia del usuario (usabilidad)  no es  tan positiva como se desea.

Actualmente muchas empresas cuentan con una web responsive (cuyo objetivo es adaptar la apariencia y contenido de la página web al dispositivo que se esté utilizando para visualizarla) y una o dos aplicaciones móviles nativas (para Android, para IPhone, para Ipad, etc.) pero la cosa no termina allí.

Hace un par de años nos pusimos manos a la obra para sacar nuestras aplicaciones móviles para Android y para Iphone por empezar por los principales sistemas  de mayor demanda. No miento si digo que tardamos mucho, no solo en tiempo sino en esfuerzo, multitud de pruebas y esperas por las aprobaciones de los respectivos markets (Apple Store y Google Play). La idea era desarrollar aplicaciones nativas (con una programación y contenidos específicos) para ofrecer  una buena experiencia de uso rápida y sencilla.

Finalmente sacamos nuestras apps con una selección de los principales  contenidos y secciones que nos interesaba comunicar, directamente ligada a la actualización diaria de noticias de nuestra web principal , de esta forma nos asegurábamos de que estaría siempre actualizada y nos evitábamos el engorroso proceso de las aprobaciones.

Las Apps cumplen con su objetivo pero no hemos invertido más esfuerzo en potenciarlas. Luego lanzamos una nueva web móvil responsive  para mejorar la adaptación de contenidos,  bajar los tiempos de descarga y de apertura de las páginas, en resumen, mejorar la experiencia de navegación del usuario  ya que el consumo vía móviles de nuestra web no era del todo satisfactoria según lo que nos indicaban las analíticas.

A la fecha tenemos conviviendo la web móvil responsive  y las aplicaciones móviles y en algún momento surgió la pregunta ¿es bueno seguir con ambas? Hay algunas que dicen que nos olvidemos de las apps pero el mercado dice lo contrario.

Como en todas  las épocas, cuando hay cambios significativos sobre todo  tecnológicos, siempre hay voces que pronostican la decadencia de un formato en beneficio de otro (pasó con la radio, con la televisión, con la prensa impresa). Ahora empiezan a surgir las voces de alarma que dicen que las Apps  que las aplicaciones están canibalizando internet.

Hay aplicaciones irrelevantes y otras muy útiles y prácticas.  Lo mismo pasa con las webs hay experiencias innovadoras y auténticos ladrillos.

Personalmente creo que todos los formatos encuentran su sitio, en un principio con la novedad y las modas se genera una avalancha (yo peté mi iPad con decenas de apps que luego borré porque no me aportaban nada, era mejor entrar por la web) pero  luego el mismo mercado va dejando de lado las que no funcionan ni ofrecen verdaderas ventajas para el usuario y empieza la lucha por la permanencia. Como en todo, la cuestión depende principalmente de calidad  de lo que ofrezcas y de que se ajuste a lo que busca tu público objetivo.  Lo importante es tenerlas siempre optimizadas  y con contenidos relevantes e interesantes. Buscar  continuamente mejoras para ir en línea con los avances tecnológicos.

Lo que está claro es que nunca está todo hecho. Tener una web y unas apps es solo el principio.¡Esto no ha hecho más que empezar!  

 

Foto cabecera: A mobile couple by FidlerJan (morguefiles.com)

Foto interior:Photo Credit: andercismo via Compfight cc

The following two tabs change content below.
liliana.labarthe@gmail.com'

Lili Labarthe

Consultora
Marketing online - Publicidad - Social Media. Te ayudo a encontrar los puntos débiles en tu estrategia y te propongo acciones para mejorarla y generar valor a tu marca en este mundo digital que nos está tocando vivir. Escríbeme a yo@lilianalabarthe.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: