Una visión crítica sobre las “Reacciones de Facebook”

Hace unos días, cuando Facebook lanzó la funcionalidad “Reacciones”, Sergio Ballesteros, profano de los Medios Sociales pero experimentado artista gráfico me comentaba: “Como Community Managers, entiendo que esto os resultará una locura y os estaréis tirando de los pelos, ¿verdad?” Y yo, la verdad sea dicha, al principio me quedé picueta ante esa afirmación. Sí, yo también pensé al conocer la noticia que íbamos a tener mucho más trabajo en cuanto a Analítica se refiere (ya no solo contamos “Me gusta”, sino “Me sorprende”, “Me encanta”, “Me enfada”, “Me entristece”…), pero acogí la nueva funcionalidad abrazándola como un avance más que como una molestia.

Sin embargo, hablando con Sergio pude llegar a la conclusión de que sí, puede que “Reacciones” nos vaya a traer ciertas complicaciones a los que nos dedicamos a la comunicación en Medios Sociales. Desgranemos.

“Me Gusta”: cueces. “Reacciones”: enriqueces

En primer lugar, entiendo que todos ya conocéis la funcionalidad “Reacciones”, que está en pruebas solo para los usuarios de España e Irlanda (aunque yo creo que acabará implantándose para todos), y que la habéis dado uso, así que no me detendré a explicarla.

¿Por qué en un primer momento me pareció una funcionalidad muy positiva? Por dos razones: desde el punto de vista de profesional de la Comunicación en Medios Sociales y usuario, el “Me gusta” había pasado a ser un mero “check que poco o nada tenía que decir al respecto de cómo se sentía el usuario respecto a las publicaciones. ¿Cuántas veces habéis visto en los usuarios [o como usuario lo habéis caído en ello vosotros mismos] la costumbre de ir haciendo scroll por la sección de “Noticias” e ir poniendo “Me gusta” sin ton ni son, sin reflexionar qué sensaciones producía la publicación? ¿Valía lo mismo un “Me gusta” en una fotografía de las vacaciones o un “Me gusta” frente una broma? ¿De verdad se podría decir que “nos gustaba” que alguien estuviera denunciando una situación social cuestionable? En los últimos dos años, como Community Manager los “Me gusta” habían pasado a decirme poco o más bien nada sobre lo que de verdad pensaban los usuarios sobre mis publicaciones. 

Desde un punto de vista algo más social, creo que la funcionalidad “Reacciones” es muy positiva para fomentar el autoconocimiento y reflexión emocional entre los usuarios. Pasamos de contar una simple opción para reaccionar frente a un contenido, sin tener elección a pararnos ante el exceso de información, qué queremos decir realmente sobre el contenido y cómo nos sentimos respecto a él, a contar con un rango de reacciones que pueden ajustarse mejor a las emociones que puede llegar a provocarnos la información que recibimos. El tener varias elecciones más allá de un solo botón nos obliga a pararnos unos segundos, tomar conciencia de las emociones y pensamientos que nos ha provocado el contenido, y en base a ello, expresarnos. Cualquier psicólogo nos diría que esto tiene mucho que ver con la Inteligencia Emocional. Y me parece una excelente forma de detener la infoxicación.

Por supuesto, también tengo una crítica.

Sin duda, podemos criticar que “Reacciones” de Facebook no recoge la complejidad de las emociones humanas – están simplificadas en Me gusta, Me encanta, Me alegra, Me divierte, Me entristece, Me Sorprende y Me enfadadejando fuera emociones como Me Da Asco o Me Da Miedo (¿Qué pensarían los protagonistas de Inside Out? 🙂 ) Mi temor es que aunque claramente amplían nuestra perspectiva emocional en la interacción con los contenidos en Medios Sociales, al estar expuestos de forma constante y diaria a esta forma de expresión lleguemos a simplificar nuestra aproximación frente a nuestras emociones y a olvidar aquellas que Facebook no ha convertido en botón, y que son tan naturales, necesarias y útiles como el resto.

Y desde la perspectiva que nos ocupa en este blog, el Marketing y Comunicación Online, la crítica de Sergio no me puede parecer más acertada: ¿cómo vamos a medir la ironía? Ya sabíamos como profesionales que medir la ironía era complicado, ¿pero cómo nos las apañaremos para valorar un Me divierte frente a un Me enfada? ¿Cómo sabremos que ese Me alegra no es realmente sarcástico o irónico? ¿O que ha sido mal utilizado, se ha equivocado con otro botón, etc?

A pesar de ello, creo que aunque nos vaya a traer más trabajo, nos permitirá pasar de la obsesión cuantitativa de estos años en el sector (no, no creo que un Me gusta tenga más “valor” que un Me enfada) a una perspectiva más cualitativapero a ver quién se lo explica a los clientes, que siguen obsesionados con los números hasta cuando hablamos de interacción. 

Y vosotros, ¿cómo lo veis? ¿Qué os han parecido las “Reacciones de Facebook”? ¿Algo positivo para usuarios y marcas? ¿Os han hecho estremecer frente a la carga de trabajo analítico que veis que se avecina? ¿Simples? ¿Adecuadas? 

Sin duda, aunque aún puedan mejorarse, se trata de un comienzo. Esperemos que Facebook se atreva a completarlas en el futuro.

 

 

Photo Credit: Captura de pantalla de Verónica Guzmán del vídeo de presentación de “Reacciones de Facebook” 

The following two tabs change content below.

Veronica Guzman

Encontré en la Comunicación y Marketing en Medios Sociales el medio ideal para sacar partido a mi carácter multidisciplinar. Mi inclinación por la creatividad y la escritura encontraron la vía de escape perfecta en la ideación de estrategias y la edición para Medios Sociales. Y la Analítica y Monitorización me dieron la oportunidad de aplicar mis dotes de observación y pensamiento analítico. ¿La comunicación, para mí? Más que mi profesión, mi pasión.

2 Respuestas

  1. dorit.rizos@gmail.com' Dorit dice:

    Verónica:
    Sólo le he podido dar a “Me gusta”, no habiendo más opciones en WordPress 😉
    Muy interesante tu análisis. Yo también creo que de cara a analizar mejor lo que la opina sobre contenidos, iba siendo hora que hubiera más opciones. Ya que en vez de un simple “no me gusta” han optado por “me entristece” y “me enfada”, estoy de acuerdo contigo en que no es suficiente. Con haberse cogido la clasificación de las emociones básicas según la Inteligencia Emocional, tendrían el espectro básico. E incluir la opción de un guiño irónico o algo parecido sería importante. A ver cómo evoluciona el tema.

    • Veronica Guzman dice:

      ¡Muchas gracias por tu comentario, Dorit! Esperemos que llegue todo aquello que esperamos. Yo creo que sí, que acabará llegando. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: