Descansa en paz, Tuenti

Tuenti descansa en paz o casi. Hace un mes nos conmocionaba la noticia (o rumor) del cierre de Tuenti como red social. No pilló a nadie por sorpresa porque hace ya años que Tuenti dejó de ser una red social para convertirse en un operador móvil virtual.

No voy a abundar sobre el tema de las fotos que siguen alojadas en sus servidores porque ya han corrido ríos de tinta sobre eso. En este post quiero despedir a una red social en la que profesionalmente me divertí muchísimo.

En el año 2012 Edelvives lanzó al mercado La Asociación, una colección dirigida a chavales de 13 a 18 años. La Asociación tenía un aire a Crepúsculo, con hombres lobo, vampiros, trolls y otras criaturas de las tinieblas mezcladas entre los humanos. El equilibrio entre esas criaturas y los simples mortales dependía del buen hacer de La Asociación, una entidad secreta que reclutaba adolescentes con superpoderes que debían afrontar arriesgadas misiones para mantener el orden en el universo.

Captura de pantalla 2016-03-14 a las 13.22.10

Tuenti y La Asociación

Dado el contenido de la colección y el target al que iba dirigido, decidimos lanzar una campaña en Tuenti. Nos pusimos en contacto con la red social y hasta se reunieron con nosotros para planificar la campaña y explicarnos las múltiples opciones (todas previo pago) que nos podían aportar. En aquella reunión aprendí bastantes cosas sobre Tuenti:

  • Era carísima. La campaña publicitaria salió por un pico.
  • Los niños estaban protegidos. En cuanto detectaban algún grupito que había mentido sobre su edad para registrarse los echaban en masa.
  • Había un equipo dedicado a eliminar cualquier contenido inadecuado: violencia, pornografía o cualquier otra cosa perjudical para los niños.
  • Estaba en contacto constante con la Policía y la Guardia Civil, de manera que se denunciaba al instante cualquier posible agresión hacia los chavales.
Ninguna otra red social ha tenido a los menores de edad tan protegidos y vigilados como Tuenti. Click Para Twittear

Pero vamos a mi experiencia en Tuenti

Abrimos la página de La Asociación y arrancamos con una campaña publicitaria en la que la pieza principal era este vídeo.

Nos salimos. En cuestión de horas las visualizaciones y los usuarios adscritos a la página se contaban por miles. Entré en acción hablando con ellos como si fuera el líder de La Asociación y empecé a reclutar agentes con poderes paranormales. Menudo equipazo salió. De esto aprendimos tres cosas:

  • Los chavales son grandes consumidores de publicidad, no la esquivan.
  • Los niños tenían una visión muy distorsionada de la realidad. Tuvimos que “aflojar” y explicarles que era ficción porque muchos lo creyeron a pies juntillas y mostraban su agradecimiento por encontrar una guía para canalizar superpoderes tales como charlar en el salón con su abuelo muerto.
  • Los críos eran muy agresivos. Se enzarzaban entre ellos y usaban un vocabulario capaz de poner los pelos de punta a cualquiera. Por no hablar de las faltas de ortografía. Escandalosas.

Pero también hubo algunos muy divertidos como aquel que declaró:

“Mi superpoder es que soy capaz de cagar en 16 segundos y medio. Con limpiado y todo, que me cronometró un amigo.”

Impagable

Durante algunos meses mantuvimos la página en funcionamiento y ¡milagro! Resultó que los niños participaban y eso nos convirtió en un caso de éxito. Les tratábamos como agentes, les proponíamos misiones que tenían que resolver con su ingenio y la verdad es que lo pasamos pipa. Una vez les pregunté que harían para evitar que los monstruos se escondieran debajo de su cama. Respondieron con toda suerte de pócimas, hechizos y encantamientos pero a ninguno se le ocurrió bajar el colchón al suelo. Curioso, ¿no?

¿Vendimos libros con aquello?

Humm. Es difícil contestar a eso porque las ventas dependen de muchos factores y la acción en Tuenti era tan solo una pieza más en la campaña de marketing, pero sí fue una experiencia digna de ser recordada. Y más ahora que he vuelto a entrar en Tuenti y he constatado que no existe nuestra página.

Espero que nuestros agentes hayan encontrado otras misiones.

The following two tabs change content below.
cfigueiras@carmenfigueiras.com'
Cofundadora de Infinitopuntocero. De los Mass Media a los Social Media hay sólo un paso y hace ya años que lo di, como corresponde a un espécimen evolucionado de la comunicación. Más de 20 años comunicando por cualquier medio y velando por la reputación y la imagen de mis clientes, tenían que acabar rellenando este blog hasta el infinito. ¿Te animas a leer?

2 Respuestas

  1. Buen post Carmen! Yo también recuerdo haber hecho una campaña interesante en Tuenti dirigida a los jóvenes que votaban en las elecciones del 2011 por primera vez. Lo que más me gustó fue el servicio personalizado que tuvimos por parte de Tuenti para preparar la campaña y lo receptivo del público allí congregado.

    • cfigueiras@carmenfigueiras.com' Carmen Figueiras dice:

      Lo del servicio personalizado era lo mejor. Sobre todo teniendo en cuenta que hablar con Facebook o Twitter era misión imposible. Llegabas a Tuenti y te encontrabas humanos al otro lado, vamos, era la bomba.

      Fíjate si el trato era personalizado que ayer en LinkedIn las dos personas de Tuenti que trabajaron conmigo comentaron mi post para decirme que se acordaban de la campaña. Con todas las que llevarían, ya ves.

      Gracias por comentar, bonita.

      Carmen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: