El pánico de la hoja en blanco

Te han asignado una fecha y hora de publicación, o de entrega de tu texto, las musas se han ido de puente y no han dejado ni un teléfono de contacto.

Miras el reloj y sabes que en 60 minutos tendrás que entregar textos, añadir una imagen con gancho, maquetar y mil cosas más.

Si escribes habitualmente a fecha fija, ya sea para publicar en Internet, ya sea para algún medio de comunicación tradicional, seguro que sabes de qué te hablo.

Ahí estás tú, ante una pavorosa hoja en blanco, tratas de recordar esos mil post ingeniosos que se te ocurrieron mientras conducías, tal vez en la ducha o en algún evento familiar, pero que no tuviste la precaución de anotarlos, ni siquiera esbozarlos.

El reloj va más rápido aún, comienzas a creer en la teoría de la relatividad, y tu mente se nubla. Ahora además recuerdas que te esperan en el banco para explicar cuando  piensas quitar ese  curioso color rojo de tus números.

Tu voz interior intenta echarte una mano con las frases de siempre “Calma, trata de centrarte, si escribir no es difícil. Venga ánimo, tu comienza y ya verás cómo fluyen las ideas, las musas se posan en tu hombro y se hace la luz.”

Pues no, parece que esta vez no es así. Los minutos se van escapando a una velocidad pasmosa, y tu mente se empeña en maquinar excusas en lugar de ponerse a lo que toca.

Te quedan 30 minutos y ya has escrito cuatro comienzos, cada uno peor que el anterior y ya empiezas a mentalizarte… hoy no entregas a tiempo. Te haces mil promesas para la próxima vez, juras y perjuras que esto no volverá a ocurrir.

Quince minutos para la entrega… ¡Dios! No lo consigo, imposible…

De pronto tu mente está centrada, el universo se ha quedado pequeñito, no existe nada más allá de tu pantalla en blanco y esas cinco líneas que avergonzarían a cualquiera.

Pero no todo está perdido, es el momento de retomar el control, recuperar la calma y hacer tu trabajo como debes.

Y ahí llega el gran secreto, la fórmula mágica que siempre funciona y que una vez más acude en tu ayuda.  Escribe sobre lo que ocupa tu mente, escribe sobre lo que estás sintiendo y escupe sobre la hoja en blanco lo que te atormenta.

No importa el estilo, no te detengas en florituras, tu escribe, escribe, teclea, dispara ideas, vomita tu rabia en negro sobre blanco, vacía tus pensamientos por la yema de tus dedos, sin parar, no pienses….

Las ideas surgen como avispas furiosas, tantas y tan rápidas que apenas puedes atrapar alguna entre mil, pero no importa, lo que de verdad importa es que tu hoja en blanco se llena de ideas, de palabras que al brotar van limpiando la maleza de tu mente.  Como diligente leñador estás convirtiendo la maleza que te impedía avanzar en hermosas pilas de leña.

Ahora para, detente, frena… retira tus manos del teclado y mira. ¿Te has dado cuenta ya? Acabas de vencer a la maldita hoja en blanco.

Mira tu reloj y sonríe, acabas de terminar justo a tiempo.

Si miras de reojo, sobre tu hombro, podrás sonreir, ahí están las musas. Volvieron silenciosas mientras trabajabas y te dejaron hacer.

Acabas de enviar tu trabajo y ahora el reloj se ha dormido de nuevo. Ya está claro, el tiempo es relativo, no cabe duda.

The following two tabs change content below.
Comunicar y poner el conocimiento práctico al alcance de todos es mi meta. Mi apuesta firme por la difusión y divulgación del conocimiento se vale de una herramienta poderosa: el vídeo. El vídeo es testigo fiel de un evento, de una conferencia o de un mensaje. Sin vídeo el mensaje desaparece inmediatamente, con el vídeo el mensaje perdura. Por eso el vídeo, el video streaming en directo y las redes sociales son las formas que utilizo para que cualquiera pueda acceder a la información de la mano de los mejores expertos en cada tema. Ofrecer los mejores conocimientos no sería posible sin la ayuda de muchos; así que agradezco la confianza a los más de 400 expertos de primer nivel que han ofrecido sus conocimientos en temas como salud, seguridad, educación, marketing, TICs, redes sociales, marca personal, derecho, WordPress, tecnología, privacidad,... Trabajar en equipo y sumar esfuerzos es algo natural que tiene su recompensa. Recompensa que llega en forma de colaboraciones frecuentes con entidades y marcas como Andalucía Lab, WindUp, Qurtuba Congress, ActitudSocial, Endima14, ConvergenciaSalud, Mundo Digital Radio... Si quieres saber un poco más de mí puedes comenzar visitando mi más reciente proyecto http://www.hoystreaming.com/ Me gustan los nuevos retos y considero que el trabajo en equipo es la mejor manera de superarlos así que ¿contactamos?.

Latest posts by Antonio Postigo (see all)

4 Respuestas

  1. Qué cierto, Antonio. Yo escribo en varios sitios y siempre tengo el pánico de que cuando me llegue la famosa “línea de la muerte” no tendré idea ninguna… Aunque te diré que mi truco es más bien el de aprovechar cualquier arrebato para escribir sobre lo que además de llenar la mente te sale de las entrañas. El recurso al pataleo como forma de inspiración. 😉

    • Recurrir al pataleo, contar eso que lleva días dando vueltas por la cabeza, y tanto te preocupa, es una excelente técnica de inspiración; y sobre todo es una magnífica terapia personal.
      Aunque la experiencia me dice que mejor no acostumbrarse demasiado, o al menos no hacerlo cada vez que a uno le pisan el pie.

  2. dorit.rizos@gmail.com' Dorit dice:

    Me has sacado una sonrisa, Antonio. Genial post.
    Como las ideas suelen tener la mala costumbre de aparecer cuando vas paseando por la calle camino del trabajo o en algún otro momento inoportuno, no cuando tienes planificado sentarte a escribir, lo que hago a veces es abrirme un borrador de e-mail en el móvil y escribir lo que se me haya ocurrido en ese momento. Porque si no, luego igual me falta la inspiración o no recuerdo esa genial idea que me pasó por la mente.

    • Muchas gracias Dorit,
      Si te he arrancado una sonrisa, ya ha valido la pena el post.
      Me gusta tu truco para atrapar ideas, durante un tiempo usaba el de grabarme notas de voz en el móvil, pero reconozco que luego no las usaba y resultó ser una lata. Lo de crear un borrador me gusta más y además con la ventaja de que están disponibles en cualquier momento.
      Gracias por tu comentario.
      Antonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: