¿Estamos preparados para la economía colaborativa?

En un mundo en red, en la era del “todos conectados”, tenía que llegar la economía colaborativa. Sin embargo, ¡cuántos problemas se están encontrando en el camino los servicios que apuestan por este modelo de negocio!

La tecnología, y el uso de la tecnología por las personas, avanza mientras que los marcos legislativos están anclados en la sociedad posindustrial y no encajan en la actual. A la vista están las trabas mundiales impuestas a un servicio como el de Uber o las sanciones que han recaído sobre negocios como el de Airbnb o BlaBlaCar.

La economía colaborativa se define como un sistema económico en el que se comparten y se intercambian bienes y servicios a través de plataformas digitales.

En definitiva, se trata de la forma que hemos tenido siempre de compartir, intercambiar, alquilar o prestar cosas potenciada por los medios sociales y con un punto más a su favor: la tecnología permite hacerlo de una forma muy sencilla. El ‘sharing economy’ es un fenómeno global que está alcanzando su expansión con la tecnología móvil.

En este escenario, a priori tan favorable, resulta que hay que andarse con pies de plomo porque los sectores tradicionales, que ven un impacto negativo en su posición en el mercado por las nuevas formas de consumo, exigen el cese de estos nuevos competidores “desleales”.

Todo por la falta de una legislación adecuada, porque las Administraciones no han hecho sus deberes cuando se sabía que la economía colaborativa irrumpiría, y más en un entorno de crisis.

[h2]Denuncias continuas[/h2]

En España, tras admitirse una demanda judicial impuesta por la Asociación Madrileña del Taxi, la estadounidense Uber -que ayuda a los usuarios a contratar servicios de taxi a particulares desde el smartphone- ha suspendido su aplicación UberPop y se ha prestado a trabajar con las autoridades para desarrollar un “marco moderno” que permita su servicio.

No somos los únicos, Uber también se ha prohibido en Francia, Países Bajos, Bruselas, India, Filipinas, Corea del Sur…

Uber Foto Comfight

Contra BlaBlaCar, la plataforma que pone en contacto a conductores y viajeros para compartir un trayecto en coche a cambio de una determinada cantidad, ha habido denuncias en nuestro país como la de la patronal de autobuses Fenebús.

Y Airbnb, el servicio de alojamiento que permite a propietarios e inquilinos utilizar sitios web para alquilar sus casas, apartamentos o habitaciones de forma temporal, ha tenido que pagar una multa de 30.000 euros en Cataluña por incluir en su oferta viviendas que no están inscritas en el registro de Turismo de la comunidad.

Todas estas plataformas forman redes de ayuda mutua entre los ciudadanos para adquirir servicios a menor coste, brindándonos la oportunidad de actuar tanto como proveedores como consumidores, y desde aquí defiendo su permanencia, la necesidad de nuestro derecho a elegir.

Es inevitable buscar vías de coexistencia entre el consumo clásico y el colaborativo, instaurar regímenes de autorización y licencias flexibles que den cabida a diferentes modelos y que no lleven al destierro lo nuevo que emerge. ¿No es eso el desarrollo…?

Cabecera: Photo Credit: olivierbxl via Compfight cc

Interior: Photo Credit: acanyi via Compfight cc

 

The following two tabs change content below.

Rosalía Rozalén

Cofundadora de infinitopuntocero. Me muevo cada día entre los datos y la información. La Web y los Social Media han cambiado la forma de contar las historias, de ejercer el Periodismo. Lo que más me gusta del cambio: estar más en contacto con el público, sus ideas, visiones y la posibilidad de llegar a otras fuentes. En este nuevo camino solo puedo decir, "el gusto es mío y siempre infinito".

Latest posts by Rosalía Rozalén (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: