Indudablemente un antes y un después

Cada vez que puedo, y mucho más durante este último trimestre, pregunto a mis clientes si están notando mejoría en las ventas o si al menos, pueden atisbar un poco de esa alegría que ellos mismos comentaban ya no existía allá por el 2010, cuando nos parecía que dos años de crisis era una eternidad y ahora nos vemos las arrugas que hemos desarrollado achinando los ojillos, deseando contemplar la luz al final del túnel.
La publicidad, como barómetro de la situación del mercado, nos indica que la reactivación ya ha comenzado, a nivel nacional y me consta que  también en mi área, los medios internacionales. La verdad es que los comentarios son positivos en cuanto a la inversión en publicidad, sobre todo se espera que el crecimiento sea online y mobile, tal y como está siendo en los últimos años con herramientas como el “Programatic” y el “Branded Content ” , con formatos como el  “Paid post” o esponsorización de un reportaje editorial, donde el logo del anunciante se sitúa justo ahí entre tus ojos y no te abandona mientras te entregas a la lectura de un artículo rico en contenido, imágenes o vídeos y la marca trabaja silenciosa,  pero potente como la luz de un láser.
Y aún sin buscar, si solo me asomo a la ventana o bajo a las profundidades del metro, veo que justo con la llegada del frío, vuelve a lanzarse “QUE” en papel, ese diario gratuito que dejó de editarse en rotativas en el 2012, no sin antes agonizar durante un año por falta de ingresos en publicidad y ahora sorprende para hacerle competencia al diario “20 Minutos”, único superviviente del cuarteto que formaba junto con “Que”, “Metro” y “ADN”.
Así que un día cualquiera, sobre las 4 de la tarde, me vino a la mente que si realmente todo va a ir mejor, estoy preparada para ello. Me di cuenta que además de los callos por picar en piedra y de sembrar sin lluvia, he aprendido y asimilado en 365 grados, que la vida es cambiante, que el crecimiento ha de ser constante y el esfuerzo creciente, porque como decía aquella frase mítica de la película showgirls: “Siempre hay alguien más joven, guapa y hambrienta detrás de ti en las escaleras”.
También una noche me asaltó algo así como una pesadilla pero al revés, se me abrieron los ojos como poseídos y tranquilamente determiné que el positivismo no es sólo elegir un punto de vista, sino que no hay otra manera de estar bien si no lo acatas como forma de vida, que la excelencia en todo es cómo apuntar a la luna y quedarte en la gloria de las estrellas. Intenta el servicio excelente en tu trabajo y conseguirás tener una seña de identidad que te avale a pesar de los vaivenes.

Y accidentalmente, si me paso la lengua por el paladar, me queda un saborcillo amargo de estos años, donde ha sido difícil mantener los valores de ética en un mundo tan canibalizado. Afrontar el día a día con una visión de riqueza y de tarta para todos, cuando en cada llamada, propuesta o viaje, veía el plato vacío y rebañado hasta lo inimaginable.La dosis de humildad diaria ha sido indispensable para cuestionar todas las pérdidas y saber soltar los viejos aprendizajes, solo así ha sido posible dar cabida a nuevos modelos de hacer y con ello reinventarse.

10842806416_6daceca17f.Medium jpg

Photo Credit Δ spsbettencourt  Δ via Compfight cc

Estoy segura de que también vosotros tenéis muchas lecciones, cambios y sensaciones que compartir gracias a esta maldita ola de la crisis. Parece que fue ayer cuando nos sorprendió tumbados al sol en nuestra segunda vivienda de la playa y hoy empieza a dejarnos cuando anochece a las 6 y media de la tarde, pagando el alquiler rigurosamente porque lo de la hipoteca de piso en propiedad no conjuga con esta vida, ya por mucho tiempo itinerante.
Dime ¿ves cómo yo, con ojos nuevos, algo en el horizonte?

Photo Credit imagen cabecera: Δ kоnstantin  Δ via Compfight cc

The following two tabs change content below.

Almudena Pardilla Fdez

Estudié Periodismo pero la vida me ha redirigido al mundo de los medios y su mayor fuente de financiación; la publicidad. Conjugar esto con mi gusto por lo internacional y global me ha convertido en una gestora de medios internacionales desde hace siete años. Ante todo soy aprendiz casi antes de que Malú sacara su gran éxito, pero a diferencia de ella, yo aún y siempre, sigo aprendiendo.

Latest posts by Almudena Pardilla Fdez (see all)

4 Respuestas

  1. savuka@alapatalallana.com' Savuka Gata dice:

    Si lo que dices es correcto me parece que no soy público objetivo de este blog.
    ¿Sabes que algunas nunca tuvimos segunda vivienda en la playa y que la única siempre fue de alquiler?

    ¿Indudablemente? ¿La reactivación ha comenzado? Supongo que la cuestión es cuánto, cómo y sobre todo para quién.

    O a lo peor es que después de muerta ya sólo hay un antes.

    • Almudena Pardilla Fdez dice:

      Hola Savuka,
      Muchas gracias por tu comentario, justamente porque creo que no todo va a ser tan brillante como lo pintan he querido abrir este debate, asi tenemos la oportunidad de expresar lo que hemos pasado y estamos pasando y cómo estos últimos años nos ha cambiado. No tengo segunda vivienda en la playa, estoy en el mundo y se que muchos nunca la han tenido tampoco, pero me consta que hay otros muchos que si y que ya no. Tienes razón y todo es relativo, el cuánto, cómo y para quien marca la diferencia, pero déjame que insista, no estamos muertos y yo te siento muy viva. Gracias de nuevo.

  2. Personalmente tengo la sensación de vivir en una película de esas en las que un grupo de personajes tienen que sobrevivir a algún tipo de catástrofe. Me refiero a esas películas en las que el argumento viene a ser siempre parecido, ocho o diez personas se ven obligados a emprender camino huyendo de alguna cosa y en el trayecto van cayendo algunos y se muestra la grandeza o miserias de cada uno.
    En esta peli de catástrofes, un poco larga ya para mi gusto, tienes muchos más personajes y más historias cruzadas pero el guión es el mismo. Los personajes se van mostrando como son realmente, con sus grandezas y sus miserias, con sus inseguridades y sus momentos de gloria.
    Desconozco si la cima de la montaña está cerca, si esa luz que se adivina es el fin del túnel o un foco; y por no saber ni siquiera se en qué punto de la proyección estamos.
    Sin embargo sí hay algo que tengo claro, como en las pelis, ya nada volverá a ser como antes; ni siquiera será una peli porque lo más probable es que al final en lugar del esperado THE END aparecerá un rótulo que diga TO BE CONTINUED….

  3. Almudena Pardilla Fdez dice:

    Gracias Antonio, me encanta cómo lo has expresado, el cambio y el crecimiento contínuo van a ser unas constantes y aunque suena fácil, integrarlo no lo es. No hay The End, mientras vivamos los retos son eternos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: