¿Cómo influenciar a un Influencer?

Como profesional de RR.PP. me interesa mucho el fenómeno influencer. Al fin y al cabo mi profesión me lleva a gestionar relaciones con personas en línea con los objetivos de comunicación e idear acciones con ellos. La relación con los influencers consiste en esto precisamente.

En otra ocasión ya hablé de las métricas que te permitirían elegir un buen mix de bloggers, pero como sigo aprendiendo sobre lo que, a mi modo de ver, es un auténtico fenómeno, hoy me gustaría tratar sobre cómo podemos “convencerle” para que trabaje con nuestra marca y que los resultados para ambos sean positivos.

¿Un influencer nace o se hace?

Veamos ¿qué te hace llegar a ser un influencer? No es una cuestión de miles de seguidores, que en muchos casos los tienen, sino más bien del eco que tiene lo que publicas, la influencia sobre un tema en concreto – puede tratarse de una micro influencia pero no por ello despreciable – y,  esto es de mi cosecha, yo apuesto por lo AUTÉNTICO que seas.

Un influencer no nace de la noche a la mañana y lo que parece que une a todos es que lo que cuentan y comparten lo hacen desde un inicio porque les gusta mucho ese tema y/o tienen mucha información sobre ello. Es decir, todo comienza porque es una afición más que una manera de ganar dinero o vivir mejor. Después le dedican tiempo y esfuerzo a compartir en redes, blogs, responder a comentarios,… y tras varios años (una media de 2 a 3), pueden ser capaces de contagiar ese entusiasmo a toda una comunidad que le escucha, le sigue y CONFIA en él o ella. Están a punto de caramelo para que las marcas quieran asociarse con ellos, con la intención de trabajar juntos y llegar más fácilmente a los seguidores a los que influencian.

Me gustaría contaros dos casos muy distintos que he conocido y de los que he aprendido mucho:

La loca de los gatos

locagatosLaura Rodríguez, profesional del marketing y que vive en Granada, tiene más que pasión por los gatos y empezó a escribir sobre el mundo gatuno de una forma muy particular. Sobre todo habla de su comportamiento y de su relación con el ser humano, con anécdotas e historias que aunque no te gusten los gatos, te apetece leer. También indaga en accesorios únicos fabricados en USA o en Corea. Y poco a poco comenzó a tener miles y miles de seguidores hasta contar ahora mismo con 280.000 en Facebook. ¡Casi 300000 amantes de los felinos pendientes de lo que comparte la loca de los gatos!

Ahora ya está en la fase de poder incluir publicidad en su web o llegar a acuerdos interesantes con marcas, pero dice ella “nunca sacrificando el contenido de mi blog”. Ojo a esto último.

El creador de Instagramer

instagramersPor otro lado, tuve el gusto de escuchar en una charla en el Campus Madrid, organizada por Influencity, a Phil González que contaba que en los primeros años como usuario y gran fan de Instagram le dedicaba, fuera de su horario laboral, unas dos horas diarias, de lunes a viernes, y los fines de semana lo que podía. Él es una gran amante de la fotografía y de los coches y, como ha tenido la ocasión de viajar bastante, compartía fotos con un punto de vista muy particular que reflejaba en sus imágenes. Estos elementos, junto con la idea de crear Instagramers, la comunidad que une a los aficionados a esta red social, le han permitido conquistar a 277.000 followers en la red de la fotografía móvil. Curioso que haya llegado a ser influencer sin ser su principal dedicación (su trabajo habitual es otro), sino su mayor afición.

Y en este punto, enlazo con el informe que lanzó Augure sobre la situación actual del marketing de influencers en la que ser remunerado está en el quinto puesto y donde vemos como principales motivaciones obtener visibilidad o generar contenido de calidad.

augure

Estudio relaciones influencers 2015 de Augure

Entonces si ser remunerado no es lo que más  les mueve ¿qué tenemos que ofrecerles para que “se mueran” por trabajar con nosotros?

  • Ofrecerles contenidos únicos y en primicia
  • Dejarles libertad para trabajar
  • Es fundamental tener un conocimiento profundo de su audiencia y como se relacionan con ella
  • Conocer su estilo de vida
  • Y, sobre todo, construir una relación de verdad y duradera

A su vez el influencer tendrá que ser un “profesional” y reportar los resultados conseguidos: impactos, número de RTs, likes, comentarios, …

En realidad es casi como hablar de una relación de amistad en la que conocerse mutuamente y apoyarse es la base de un “amigo para siempre”.

¿Nos cuentas tu experiencia en este campo? Seguro que puedes aportar algún dato interesante a la comunidad infinito punto cero.

 

The following two tabs change content below.
comunicacion.merchepalomino@gmail.com'
Cofundadora de infinitopuntocero. Ya son 15 años trabajando en la relación con los medios y en la reputación corporativa ¡y me apasiona mi profesión!. Considero que la Comunicación, siempre en mayúsculas, es mucho más que lanzar una nota de prensa. Comparto lo que aprendo. Práctico el networking desde antes de que lo llamaran así. El sentido del humor es fundamental en mi vida :).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: