En Internet no existen vacaciones

En Internet no existen las vacaciones

Decir que te vas de vacaciones, casi siempre es postureo o ignorancia.

Tienes un blog, estás medio quemado y llegan los meses de verano, los que se supone están dedicados a disfrutar de las vacaciones. Las vacaciones son para desconectar, olvidar el trabajo y relajar la mente.  Es lo que se suele decir, pero la realidad es bien distinta.
Si tienes un blog o cualquier proyecto en Internet no descansas en verano. Así de claro.  Antes de tus supuestas vacaciones te pasas semanas buscando contenido, programando publicaciones y terminando trabajos pendientes.

El trabajo en Internet es incompatible con las vacaciones

Si trabajas en Internet no te vas de #vacaciones, simplemente cambias de sitio Click Para Twittear

Durante las vacaciones no te resistes a repasar las redes, responder comentarios, compartir contenidos de terceros, … ¿Pero no estabas de descanso?
Creo que ya lo has captado. Estás “oficialmente” de vacaciones pero tu vida diaria sigue casi igual. ¿Sigues insistiendo en que desconectas? Dime si no caes en ninguna de estas tareas diarias:

  • Repasas tus redes sociales a diario y seguro que son  cuatro o cinco como mínimo.
  • Ver los comentarios de tu blog, aprobar algunos, responder otros, limpiar spam…
  • Comprobar las actualizaciones de tu blog, de tus herramientas.
  • Un vistazo a las cifras de tus analíticas.
  • Revisión diaria de correos. Algunos toca responderlos ¿Verdad?
  • Acumulas fotos para “ese post que escribiré sobre…” tu mente sigue en modo trabajo.
  • Aprovechas las vacaciones para leer lo que guardaste en favoritos.
  • Haces limpieza de correos…

Probablemente caigas en la mitad o más de ellas. Eso sí, inmediatamente comenzarás a justificarte: “es solo un ratito”, “apenas contesto media docena de correos”, “no es para tanto..” y así hasta el infinito.  Sin embargo sabes bien que no es un ratito, aunque te lo quieras creer.
Si no caes en ninguna de las anteriores te felicito. Tú no tienes problemas para desconectar en vacaciones y te pido un favor: deja un comentario y comparte tu gran secreto con todos. No tengo prisa, como eres de los que desconecta… hasta tu vuelta no leerás esto y no podrás dejar tu comentario.

La realidad es que si tu trabajo está en Internet, tú no desconectas.

Asumido que si trabajas en Internet desconectar es (casi) imposible,  te toca ver si es un problema o no.

Si esa conexión permanente afecta a tu vida personal, familiar o social, y lo vives con angustia, realmente es un problema.

Si esa conexión simplemente te resta algo de tiempo, del “oficialmente” dedicado a las vacaciones, no es una prioridad para tí y es un simple repaso para saber que todo sigue bien; en ese caso no es un problema.

Vale, tengo un problema ¿Y ahora qué?

Te felicito. Reconocer que el problema existe es el primer paso para resolverlo.

El segundo paso es hablar del problema con tu círculo cercano. La familia, los que conviven cada día contigo son los que sufren el problema. Se enturbian relaciones, aparecen tensiones y comienzan los problemas de convivencia. El problema es para todos, no solo cosa tuya.

Hablar con ese círculo íntimo que se ve afectado por tu trabajo es imprescindible. Si les cuentas tu realidad, tus obligaciones y tus razones para esa conexión permanente estarás haciéndoles partícipes de la situación.

Probablemente en este punto el problema dejó de serlo por varios motivos:

  • Te han hecho ver que el mundo no se para si tú no te conectas. Seguro que ahora le puedes quitar las comillas a esas vacaciones y realmente disfrutarlas.
  • Han comprendido que cada día tienes que conectarte un tiempo. Fija un horario de conexión y respétalo. Separa bien el tiempo de descanso del trabajo. No estás realmente de vacaciones, pero no robes el descanso a todos.

Si es una de esas dos situaciones te felicito, ahora comenzarás a disfrutar realmente de ese descanso.

Si por contra, tras valorar objetivamente tu trabajo, la situación de tus proyectos y las obligaciones contraídas resulta que necesitas estar al 100% en tu trabajo: lo siento, no estás de vacaciones. Es un buen momento para reconocerlo y dejar esas “vacaciones” para cuando realmente puedas tomarlas.
El resumen, esta vez, es una pregunta que sólo tú puedes contestar:

¿Estás de vacaciones o dices que estás de vacaciones?

¿Realmente estás de vacaciones o simplemente dices que estás de vacaciones? Click Para Twittear
The following two tabs change content below.
Comunicar y poner el conocimiento práctico al alcance de todos es mi meta. Mi apuesta firme por la difusión y divulgación del conocimiento se vale de una herramienta poderosa: el vídeo. El vídeo es testigo fiel de un evento, de una conferencia o de un mensaje. Sin vídeo el mensaje desaparece inmediatamente, con el vídeo el mensaje perdura. Por eso el vídeo, el video streaming en directo y las redes sociales son las formas que utilizo para que cualquiera pueda acceder a la información de la mano de los mejores expertos en cada tema. Ofrecer los mejores conocimientos no sería posible sin la ayuda de muchos; así que agradezco la confianza a los más de 400 expertos de primer nivel que han ofrecido sus conocimientos en temas como salud, seguridad, educación, marketing, TICs, redes sociales, marca personal, derecho, WordPress, tecnología, privacidad,... Trabajar en equipo y sumar esfuerzos es algo natural que tiene su recompensa. Recompensa que llega en forma de colaboraciones frecuentes con entidades y marcas como Andalucía Lab, WindUp, Qurtuba Congress, ActitudSocial, Endima14, ConvergenciaSalud, Mundo Digital Radio... Si quieres saber un poco más de mí puedes comenzar visitando mi más reciente proyecto http://www.hoystreaming.com/ Me gustan los nuevos retos y considero que el trabajo en equipo es la mejor manera de superarlos así que ¿contactamos?.

Latest posts by Antonio Postigo (see all)

3 Respuestas

  1. a@a.es' Edu dice:

    Enhorabuena por este artículo a corazón abierto A mi sólo el plato de gambas me hace desconectar !! Un fuerte abrazo Antonio

    • Muchas gracias Edu,
      A muchos no les hace desconectar ni el plato de gambas. Antes de probar la primera gamba le hacen cinco fotos, le aplican dos filtros, la retocan y la publican en redes sociales. Para cuando han hecho todo eso las gambas ya están pasadas.
      Me parece que ambos somos de los de “Internet en vena” y simplemente nos organizamos para no parar.
      Un abrazo fuerte Edu.

  1. 22 julio, 2016

    […] gestor de redes sociales o marketero ha tenido que hacerse esta pregunta alguna vez. Si atendemos a este artículo de Antonio Postigo la respuesta es sencilla. No tenemos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: