La chica mala de la comunicación

Me llamo Publicidad, y aunque en inglés soy Advertisement, existo en casi todos los lugares del mundo. Represento un claro signo de economía liberal y me adapto a cada mercado y país. Soy cazadora de emociones y busco convencerte para hacerte creer lo que transmite mi mensaje, o a veces lo que transmite mi vestido, pero siempre haciendote desear algo. Salgo al mundo en diferentes formatos; impreso, digital, outdoor, cine…y muevo unos 10.500 millones de Euros en España aproximadamente según infoadex (http://www.infoadex.es/estudios.html ).
Ando por la vida con un objetivo claro, mi éxito es medido por la consecución del mismo, no hay medias tintas. Suelo fracasar cuando quien diseña mi estrategia se plantea 5 objetivos pequeños y no uno definido. Puede ser o bien aumentar las ventas de un producto, o  cambiar el modo en el que se percibe una marca, o incrementar el reconocimiento de esa marca en cierto mercado.

Hoy me he puesto este mono rojo atrevido para decirte con carita de niña buena que no sólo soy la chica mala de la comunicación  porque muchos pagan por no verme, o porque cada vez más los usuarios se instalan adblocks (bloqueador de anuncios) en sus dispositivos, también existe el gris en este asunto y mi lado oscuro no es tan negro como lo pintan.
Aunque no lo pone en los títulos de crédito, se deduce de toda la historia que soy la interesada y perversa de esta película de acción, mi personaje se forja en el momento en el que hay una necesidad de que todos conozcan el producto o marca y se hace  imprescindible controlar el mensaje.

Dicen que soy la más rápida y eficaz, porque cuando me activan ya está todo el trabajo previo realizado, sólo he de convencer a quien impacto con mi mensaje, sin necesidad de esperar a que los periodistas me apoyen, lo lanzo y si lo hago bien, me meto como un gusano roedor en la mente de los consumidores y les impulso a comprar de una manera aparentemente racional. Soy la golfa de la familia que irrumpe en tu mundo a costa de un alto precio, en un empeño constante de sorprenderte, donde el derroche de creatividad se premia en festivales multitudinarios y en el formato televisión se desprecia haciendo zapping cuando irrumpo en los hogares.
En este asunto de mensajes y flechas donde Cupido me casó sólo con los que pueden pagarme, está claro que reina un ambiente generalizado de críticas hacia mí que tiene su contrapunto en la actitud de los consumidores. Ellos desconfían porque me vendo, sin reflexionar que todos tenemos un precio y que gracias a eso doy de comer y cenar a millones de personas del sector.
Sé que este es un debate eterno y no pretendo zanjarlo en estas líneas. Los dilemas son en esencia siempre los mismos, regidos bajo la ley no tan secreta de la oferta y la demanda, donde no siempre gana el que más dinero lleva a casa, sino el que menos gasta y no nos engañemos, yo tengo caprichos caros.
He asistido a juicios en los que se me acusaba de manipular a la sociedad, cuando en realidad, gracias a que existo, todos somos más libres. A mí me debéis que seáis conscientes de millones de productos, doy información que llama a tu conciencia aportando un abanico de opciones que te sigue el rastro sin que tú te des cuenta, siempre con un botón de apagado o una “x” que con tu voluntad te devuelve a tu realidad inmediata.
Gracias a que existo, tú, que en mayor o menor grado eres consumidor, tienes un amplio abanico de posibilidades de un mismo producto y por ello los precios disminuyen. Justamente en mi contribución a estas múltiples posibilidades de elección, es como surge una sana competencia.

Cuando soy buena verás que:

• Tengo un concepto fuerte
• Un mensaje simple y claro
• Visualmente soy agradable
• Y mis elementos son consistentes en todas las plataformas

Pateo las calles todos los días en busca de tu atención, soy como un perrito faldero que pide ser adoptado, me sirvo de imágenes y sonidos rezando a la magia de las emociones y promesas para declarar con éxito mi cometido. Estoy sujeta al Código de Conducta Comercial que me exige unos comportamientos para el ejercicio de mis funciones y aún así, a veces doy con personas poco honestas que me utilizan para su enriquecimiento, de estos, quiero proclamar, los hay en todas partes.

Mi relevancia encuentra su culmen cuando mi capacidad económica financia los medios de comunicación y otras actividades más dignas que yo, como el deporte, cultura, música, arte, etc…..

No sé si te he convencido para que  pienses que NO soy tan mala, ni siquiera sé si en algún momento en tu vida querrás mis servicios, por ahora no pido mucho, me conformo con que no me llaméis nunca más “Propaganda”. YO NO SOY ESA.

[Photo credit: sade_days vía Compfight]

The following two tabs change content below.

Almudena Pardilla Fdez

Estudié Periodismo pero la vida me ha redirigido al mundo de los medios y su mayor fuente de financiación; la publicidad. Conjugar esto con mi gusto por lo internacional y global me ha convertido en una gestora de medios internacionales desde hace siete años. Ante todo soy aprendiz casi antes de que Malú sacara su gran éxito, pero a diferencia de ella, yo aún y siempre, sigo aprendiendo.

Latest posts by Almudena Pardilla Fdez (see all)

2 Respuestas

  1. margarciamendoza@gmail.com' Mar García Mendoza dice:

    Acabo de terminar un curso de storytelling y me encuentro dos días después con esta buena historia.
    Felicidades. Yo sé que no eres propaganda y que hay mucho trabajo detrás para que seas buena, con un mensaje claro, consistente y visualmente atractiva.
    Felicidades!!!

    • Almudena Pardilla Fdez dice:

      Gracias Mar, te sirvió el curso? espero que si. Mil gracias por tu comentario! y sobre todo me alegra hayas disfrutado con la lectura. Feliz día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: