Si funcionalidad veo, funcionalidad quiero: el “copieteo” en Medios Sociales

Hace cosa de un mes Facebook nos sorprendía probando una nueva funcionalidad que enriquecía bastante la experiencia de usuario en la plataforma: las “reacciones”, que ampliaba nuestra forma de interactuar con el contenido más allá de el clásico (y algo obsoleto) “Me gusta”. ¿Cómo reaccionó Twitter, el principal competidor de Facebook? Pues como un adolescente: si culoperdón, si funcionalidad veo, funcionalidad quiero. 

En primer lugar, Twitter decidió cambiar sus tradicionales estrellas de “Favoritos” por unos corazones que ahora indican que el tuit “Nos Gusta”. Supongo que no he sido la única que ha pensado que “nuevo” corazón de Twitter me recuerda bastante al “viejo” corazón de Instagram. 

Aunque a todo nos acostumbramos los usuarios, es cierto que los “tuiteros de toda la vida” se sorprendieron con esta decisión: ¿qué necesidad había de cambiar un concepto y funcionalidad que funcionaba, y que además, daba identidad propia a la plataforma? Los “Favoritos” eran una de las funcionalidades más emblemáticas de Twitter, que no solo nos permitían indicar que un tuit “nos gustaba”, sino que también nos servía para “guardarlo para después” y poder releer nuestros tuits favoritos cuando quisiéramos.

Si esta decisión ya indicaba que Twitter parecía estar tirando la toalla en la batalla por contar con las funcionalidades más atractivas frente a sus competidores, a todos los profesionales nos sorprendió muchísimo más esta noticia – declaración de intención de intenciones:

Twitter está probando el uso de emoticonos para reaccionar a los tuits [¡Cómo Facebook!]

Copiar funcionalidades: ¿mejora o empobrecimiento del sector? 

Hay que reconocerlo: Twitter está de capa caída. Como bien nos recuerdan en este post, el engagement ha caído de forma brutal y los clics sobre enlaces son insignificantes en la plataforma. Pero no es necesiario que nos lo diga ningún artículo ni estudio: si manejáis una cuenta de Twitter a diario, ya sea para vuestra empresa o clientes o incluso la vuestra personal, habréis notado que últimamente es mucho más difícil que los usuarios interactúen con el contenido, y que el estancamiento en seguidores es una realidad, por no hablar de la pérdida progresiva de estos. Es por esta razón por la que esta copia brutal de la nueva funcionalidad de Facebook suena a solución a la desesperada.

Juego de Tronos en Medios Sociales

Cuando Facebook decidió incluir los hashtags entre sus funcionalidades, también nos pareció extraño (y lo es), pero se reveló como una decisión con mucho sentido cuando se vio que Facebook quería dar más protagonismo a las páginas públicas, especialmente las de Medios de Comunicación.

Pero… ¿qué sentido tiene cambiar una funcionalidad como los “Favoritos” y decidir pocas semanas después de que empiecen a probarse las “Reacciones” de Facebook decidir implantar exactamente lo mismo? A los profesionales y amantes de los Medios Sociales siempre “se nos ha llenado la boca” al decir que Twitter y Facebook eran dos plataformas diferentes, que Twitter contaba con un lenguaje propio y que por lo tanto debíamos verlas como dos plataformas con propósitos y posibilidades diferentes, lo que enriquecía nuestra experiencia como usuarios: Twitter te ofrecía unas cosas que Facebook no tenía, y viceversa.

Después surgieron Instagram, y Google+: la primera es, al fin y al cabo, un mix de funcionalidades de Facebook y Twitter simplemente especializándose en contenidos audiovisuales, y Google+, pues bueno, sin comentarios. 

Parece que el “copieteo” indiscriminado de funcionalidades parece haberse instalado en el mundo de los Medios Sociales desde que surgieron plataformas-pastiche. Al principio solo fue la apropiación de funcionalidades fundamentales (hashtags en Facebook, imágenes de portada en Twitter, y todas las que podáis recordar…) Ahora parece que cada vez que una plataforma innova todas deben hacer lo mismo. Como nos decían nuestras madres cuando erámos adolescentes: ¿Y si Fulanita se tira por un puente tú te tiras detrás? Y tengo la misma pregunta para Twitter:

¿Y si Facebook se tira por un puente, tú Twitter, te tiras detrás? 

¿No era esto más divertido cuando cada plataforma nos ofrecía una experiencia diferente? 

¿No era eso lo que nos gustaba de los Medios Sociales, que cada uno nos servía para un propósito?

¿Si todas las plataformas van a acabar siendo iguales, para qué queremos tener tantas?

¿Podría ser este el primer paso para que Facebook acabe absorbiéndolas a todas? Twitter, cuidado: en tu intento por no perder la batalla puede que acabes perdiéndote a ti mismo y viéndote en una situación que precisamente querías evitar.

Y como ya sabéis que me gusta dejaros pensando, voy a dar por finalizado aquí este post. 😉

 

Image Credit: jpgfactory para istock.com

The following two tabs change content below.

Veronica Guzman

Encontré en la Comunicación y Marketing en Medios Sociales el medio ideal para sacar partido a mi carácter multidisciplinar. Mi inclinación por la creatividad y la escritura encontraron la vía de escape perfecta en la ideación de estrategias y la edición para Medios Sociales. Y la Analítica y Monitorización me dieron la oportunidad de aplicar mis dotes de observación y pensamiento analítico. ¿La comunicación, para mí? Más que mi profesión, mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: