Lo que aprendimos del 2.0 gracias a David Bowie

Bowie previendo el... presente

La semana pasada, la noticia golpeó a fans y a ajenos: el icónico músico David Bowie moría de cáncer a la edad de 69 años tan solo tres días después de la publicación de su último disco, Black Star. Los lamentos por su pérdida no se hicieron esperar: se fuese o no se fuese seguidor de David Bowie, nadie puede negar su influencia en el mundo de la cultura de la segunda mitad del s.XX y primeras décadas del s.XXI, no solo en ámbito musical, sino también en, por supuesto, la moda, el cine, televisión, artes plásticas, etc. Más allá de las polémicas que pudiera suscitar, es innegable que David Bowie siempre fue un visionario y si no necesariamente “se adelantaba a su tiempo” (aunque en ocasiones sí lo hizo), siempre caminó por senderos paralelos a los que tomaban los demás. Y esto es lo que le permitió ser no solo un visionario en lo suyo, sino también en lo referente tecnología, especialmente en el tema que nos toca en este blog: Internet.

Servidora lleva siendo fan de David Bowie de toda la vida – desde los 5 años y el visionado de Dentro del Laberinto, más específicamente – y uno de los grandes recuerdos que guardo sobre él fue ese día de 1999 en que, con muchos nervios y como única banda sonora aquel ruido del router que anunciaba mi conexión a Internet [y por lo tanto bloqueo a la línea de teléfono a toda mi familia, jejeje], visité su por aquel entonces página web – BowieNetque había sido anunciada como una de las más innovadoras de la escena musical. Lo que experimenté, antes de que mi madre me gritase que tenía que utilizar el teléfono, cambió para siempre mi forma de ver las cosas y creo que en gran parte me dedico a lo que me dedico por aquellas visitas que les costaron a mis padres un ojo de la cara. 😛

Años antes, en 1996, antes de que Internet se volviera mayoritario, Bowie lanzó online su single “Telling Lies” y consiguió 300.000 descargas (todo un hito para la época)

Y un año después, en 1997, transmitió su concierto de la gira “Earthling” en Boston a través de un “Cybercast“. Si bien pocos tenían conexiones con la suficiente velocidad como para disfrutarlo plenamiente, sí es cierto que Bowie fue de los primeros en comprender que llegar a todas partes en directo era importante en un mundo más globalizado.

Y en 1998 llegó BowieNet. Tal vez no muchos pudieron/quisieron pagar la cuota mensual para acceder a todo el contenido, pero si lo visitabas sabías que estabas ante algo que anunciaba (o más bien era) El Futuro.

Sí, porque antes de que Radiohead propusieran a sus fans pagar lo que considerasen por su disco, antes de la comunidad de los “Little Monsters” de Lady Gaga, antes del crowdfunding, de Wikipedia, de Facebook y de todas las herramientas con las que contamos en estos tiempos 2.0., David Bowie ya había abierto en su página web un espacio colaborativo para que sus fans pudieran debatir, subir versiones de sus canciones y hasta componer.

¿Espacio colaborativo? ¿Un sitio en el que compartir información, cultura y entretenerse? ¿Os suena? Mucho antes del 2.0., Bowie ya vio las oportunidades que Internet nos ofrecía y supo ser lo suficientemente inteligente como para no ponerse a la defensiva como hicieron otros artistas, sino para tender lazos con sus fans: en esta entrevista al respecto que data de 1999, nos da la clave: Internet le interesaba: “por la desmitificación que implica entre el artista y su audiencia […] se trata de la comunidad, [la cultura musical] se está orientado hacia la audiencia […] la audiencia es tan importante como el artista que está interpretando”:

¿Por qué será que las caras y respuestas del escéptico entrevistador de la BBC de 1999 me recuerdan tanto a las caras y respuestas de algunos de mis clientes en 2016? 

 

 

Cuánto hemos aprendido tenemos que seguir aprendiendo de ti, David.

 

 

Photo Credit: David McGough: http://www.davidmcgough.com/

 

 

 

 

The following two tabs change content below.

Veronica Guzman

Encontré en la Comunicación y Marketing en Medios Sociales el medio ideal para sacar partido a mi carácter multidisciplinar. Mi inclinación por la creatividad y la escritura encontraron la vía de escape perfecta en la ideación de estrategias y la edición para Medios Sociales. Y la Analítica y Monitorización me dieron la oportunidad de aplicar mis dotes de observación y pensamiento analítico. ¿La comunicación, para mí? Más que mi profesión, mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: