Love is in the air y a tí te encontré en la nube

Me casé para toda la vida, de blanco y princesa, un día de sol radiante un año del siglo pasado. Me divorcié en el nuevo siglo y desde entonces tengo el corazón lleno de tiritas, ni ellas ni las heridas salen en los scanners médicos, pero os puedo asegurar que sé cómo duele la insuficiente actividad eléctrica del corazón cuando te lo han partido en dos.

El caso es que, aunque en cada ruptura he sentido que el mundo lleno de estiércol caía sobre mi cabeza, no he cesado de buscarte, no porque no sepa estar sola o mi vida no sea lo suficientemente plena, o cómo muchas veces he pensado, parece que en mis ratos libres practique el arte de amargarme la vida. Es sólo porque desde la primera vez que experimenté su magia, decidí que casi todo valía la pena si podía volver a descubrir sus múltiples formas en gestos terrenales y celestiales.

La lista de intentos es de un tamaño justo, empecé a buscar el amor en las redes en el año 2010, cuando las posibilidades en mi día a día de conocer gente interesante eran muy pocas mientras me convencía de que no encontraría diamantes en los bares. Creí que debía ser proactiva y dejar al azar sólo una pequeña parte en todo el proceso. Quería que fuera la suerte la que hiciera que unos encuentros cristalizaran y otros no, pero que al menos estuviera en mis manos mostrarle un catálogo a mi gusto.

Gracias a las redes, la nube y el ciberespacio, en este preciso momento estoy bajo los hechizos de Venus, los mismos que me han permitido viajar a Marte y volver, zarandeada por las mímicas del cariño, mimada por la suavidad del lenguaje meloso y la comunicación emocional, despliego mis instintos más básicos con el mismo cuerpo que me reta a nivel intelectual y que me encontré en una app casi por casualidad. Mientras él y yo desafiamos a todos los científicos sociales, manteniéndonos cuerdos y locos al mismo tiempo, vivimos la idealización en el otro muy atentos de no volvernos ciegos y convirtiendo en la más pura realidad ese deseo/petición virtual que sin saberlo lanzamos a las redes, sin ningún límite posible.

Recuerdo un sábado en el que me estrenaba en una de estas redes, una locura….., avisos, mensajes, conversaciones… y eso que yo nunca estuve en dos a la vez. Existen por lo menos 20 páginas de contactos en internet y cada una tiene un posicionamiento distinto, eso si, en esencia son lo mismo, un escaparate de personajes que muestra su mejor perfil, donde los filtros son fundamentales porque el tiempo es limitado y si no destilas, pronto puedes ser presa del desgaste.

Nombraré las más populares aquí, si para tí  no es útil, piensa que quizás algún día puedan ser la respuesta a una pregunta de trivial:

https://www.adoptauntio.es . Mi favorita, donde están los chicos que más valen la pena. Las mujeres mandan. Página con un diseño muy actual y moderno, ellos lanzan hechizos y si consigues estar en la cesta de una mujer, adelante, despliega todas tus armas, le gustas y ya es mucho. Ellos pagan si quieren, ellas nunca.

Meetic. La más popular, es fiable por su antigüedad, pues es el portal de citas que antes empezó a operar a pleno rendimiento en España. Buscan afinidad entre las parejas a través de gustos similares y compatibilidad.

eDarling. Es alemana,  su test de compatibilidad y personalidad ha revolucionado el mercado de los contactos en internet. Aunque a alguno se le debería hacer algún estudio más en profundidad, muy a mi pesar, doy fé.

Parship. Su test de personalidad es de base científica. Es el Corte Ingles de estas webs. Asegura que conseguirás cinco contactos mínimos a los seis meses de uso y si no, devuelven el coste de la suscripción.

Zoosk. Está creciendo a un ritmo muy rápido. Goza de mucha versatilidad ya que está conectado a Facebook y tiene su misma estructura. sistema de pago curioso a través de “monedas”.

Be2. La búsqueda se basa en la afinidad a nuestros gustos confesados en un test de personalidad. Es de pago y quizás por ello quien está ahí es que busca pareja estable.

FriendScout24. Cupidos del espacio. Gratis y registro inmediato. Quizás encuentres pareja estable, eso nunca se sabe, pero lo normal es que se consigan contactos puntales.

Badoo. Para jóvenes, destaca sobre todo el chat, ideal para los que al final no quieran concretar nada y siempre tener a alguien con quien hablar.

C-Date. Sencillo, basado en la consecución de experiencias concretas y definidas que tú escoges.

Twoo. Las más interactiva y joven. Con un diseño muy innovador.

Si decides aventurarte en la búsqueda del amor, porque de los bohemios nos ha quedado aquello de “no hay nada en esta vida más maravilloso que amar y ser amado”, ahí van unos breves consejos fruto de mi experiencia personal:

-No realices el pago con tarjeta, la mayoría tienen un sistema de renovación automático con unos plazos concretos, mediante transferencia bancaria, tú controlas cuanto tiempo quieres estar sin estar pendiente de que te pasen el cargo.

-Ten paciencia, no tengas prisa, pero también si alguien te interesa no te duermas en los laureles, hay otros buscando y puede que te quedes cantando el que será será…

-Si estás de viaje o cambia tu disponibilidad  para mantener conversaciones, avisa, los silencios aquí es donde más dicen y sus interpretaciones muy particulares e infinitas.

-Cuanto antes os escuchéis mejor, si después todo avanza, tampoco retraseís mucho conoceros, hay algunos que salen corriendo y cuanto antes le veas huir más grande será tu sonrisa y más sinceras las gracias porque no estamos para cobardes.

-Estate atento/a ante signos evidentes de: Impaciencia, intransigencia, intolerancia, fanatismo, adicciones…. Una vez no contesté a un mensaje una noche y al día siguiente me topé con una queja … atónita me quedé, respiré, le deseé suerte y di gracias al cielo.

-Cuando quedes, intenta aprovechar ese tiempo para hacer cosas que te gusten, pasear, ir a un museo, cine, teatro, ferias, exposiciones… algo que llegado el caso mitigue un poco la amarga sensación de pérdida de tiempo y puedas llegar a casa y decir; “la película ha estado muy bien”.

-Por ultimo, si un chico tiene una foto disfrazado de pirata con un parche en el ojo, desconfía, por mucha gracia que te haga y por bella que sea su sonrisa, ya te está intentando engañar y probablemente, cómo poco esté tuerto.

Photo Credit: Alfonso González

The following two tabs change content below.

Almudena Pardilla Fdez

Estudié Periodismo pero la vida me ha redirigido al mundo de los medios y su mayor fuente de financiación; la publicidad. Conjugar esto con mi gusto por lo internacional y global me ha convertido en una gestora de medios internacionales desde hace siete años. Ante todo soy aprendiz casi antes de que Malú sacara su gran éxito, pero a diferencia de ella, yo aún y siempre, sigo aprendiendo.

Latest posts by Almudena Pardilla Fdez (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: