Me siento un empleado desinformado ¿y tú?

equipos

Parece que una asignatura pendiente, en las empresas españolas, sigue siendo la Comunicación Interna. El mejor embajador de la marca, el que más la conoce y al que menos se le presta atención.

Ahora bien, desarrollamos los mejores planes de comunicación externa para que nuestros usuarios y clientes potenciales nos conozcan y sobre todo nos compren. Está un tanto desequilibrado, a mi modo de verlo.

Durante bastantes años formé parte de grandes compañías, donde en más de una ocasión me ofrecí “voluntaria” para el “marrón” de crear nuevas herramientas para informar a los empleados de lo que ocurría en nuestra organización.

Sí, leéis bien, el marrón 🙂 porque así es considerado en muchos casos. Yo creo que es lo contrario: divertido, todo un reto y con muchas posibilidades. Siempre y cuando te den algo de recursos por supuesto. Si vamos a escribir de nuevo una newsletter simple, no podemos esperar milagros.

El caso es que finalmente no pude hacerlo nunca, solo un pequeño boletín (así lo llamábamos en la era del papel jiji), en una gran consultora, pero tengo una batería de ideas acumuladas que comparto por si son útiles.

 

Mejorar la Comunicación interna

Comunicación interna

Hay mucho de lo que hablar y compartir con tus empleados: premios, acuerdos con organizaciones, acciones de RSC, leyes que afecten a tu sector, novedades de producto para que las conozcan desde contabilidad hasta postventa y desde luego crisis u obstáculos y como han sido resueltos.

Creo que hay que utilizar en la Comunicación Interna, algunos de los recursos que empleamos en nuestra Comunicación Externa y sobre todo la imaginación.

¿Aburridos newsletters?

Estamos en la era de la imagen, no continúes escribiendo un simple correo electrónico o un newsletter de varias páginas porque no lo van a leer. Ponte en su lugar como usuario. Igual que hacemos cuando lanzamos un producto y pensamos en nuestro cliente potencial y pensamos ¿cómo es y qué le gusta?

Yo apuesto a que sería más impactante:

  • Utiliza la técnica Pechacucha, una presentación basada en imágenes potentes que lo dicen todo.
  • Si tienes espacio en las instalaciones, instala una televisión con banners informativos.
  • Haz un teaser para tus comunicaciones importantes. Por ejemplo, si se va a producir un gran lanzamiento vital en vuestra empresa ¿por qué no enviar una foto o una frase cada día de la semana de los días previos? ¿no crees que captarás más su atención y recordarán los mensajes claves importantes?

 

El rey es el contenido. Aquí también

El contenido es el rey

El contenido es el rey

Trabaja en los datos e información que envíes como si fuese dirigida al director de El País. Se lo merecen e insisto: lo que ellos reciban luego será compartido en el exterior, a no ser que ser confidencial lógicamente.

Es decir, se riguroso, redacta correctamente, utiliza negritas o colores para hacerlo más agradable, …

El tono también es importantísimo. Podemos conectar de muchas maneras con el personal y yo sugeriría que apliques la regla del 80 / 20, al igual que hacemos con los contenidos de newsletters a clientes. El 80 % que sea informativo (yo iría incluso al 70) pero deja un 20 % para compartir otros temas “menos transcendentales”.

Tuve la oportunidad de escribir varios posts para el blog de una empresa que se posiciona en productividad. Uno de ellos llevaba por título “Alerta en tu agenda: descansar 10 minutos”. Una serie de recomendaciones, en tono informal, para alentar a los empleados a que descansen de vez en cuando porque está comprobado que somos más productivos. A mí me gustó mucho la idea ¿y a ti?

 

¿Jugamos?

Utilizar la técnica de la gamificación. Te puede ayudar a conquistar a tus empleados y a establecer una comunicación fluida.

Tiene que haber un objetivo claro que beneficie a ambos. También que realmente ayude a que el empleado se implique y conozca mejor su compañía y a su vez la empresa consiga que el staff te aporte su talento y su motivación.

Bueno, ofrecer premios atractivos también es importante: ir a conocer la fábrica en China, igual no les va a hacer salir corriendo ;-).

Hay muchos casos de éxito con estas técnicas, pero me llamó bastante la atención uno de Correos, una empresa que conocemos todos, con unos 50.000 empleados a los que propusieron que les ayudasen a revisar 25.000 páginas de manuales y lo mejor de todo es que además consiguieron 50.000 propuestas de mejoras.

Por último, la tecnología nos permite más que nunca comunicarnos interna y externamente. Utilizo herramientas de comunicación interna y creo que nos permiten hacer nuestro trabajo. Hay muchas y te invito a que encuentres la que a ti te funciona.

Sin embargo, no olvidemos que un café o un paseo después de comer, te permite conectar y eso si que es comunicar.

Ojalá te sirvan estas ideas. Si aplicas alguna, cuéntanoslo en infinito.

 

 

The following two tabs change content below.
comunicacion.merchepalomino@gmail.com'
Cofundadora de infinitopuntocero. Ya son 15 años trabajando en la relación con los medios y en la reputación corporativa ¡y me apasiona mi profesión!. Considero que la Comunicación, siempre en mayúsculas, es mucho más que lanzar una nota de prensa. Comparto lo que aprendo. Práctico el networking desde antes de que lo llamaran así. El sentido del humor es fundamental en mi vida :).

4 Respuestas

  1. Muchas gracias por poner el foco en la comunicación interna, es la eterna olvidada en la empresa.
    Si me permites, y solo por aportar mi punto de vista, tan importantes como los empleados son los proveedores, frelance, falsos autónomos y en general todo ese “submundo” de personas relacionadas con la empresa.
    Si los empleados son los grandes olvidados de la comunicación, ni te cuento todo ese ecosistema simbiótico que también forma parte de la empresa. He visto naufragar más de un proyecto por no mantener una comunicación adecuada con ellos.
    Muchas gracias por tu artículo.
    Antonio

  2. leticia.calleja@girasoling.com' Leticia dice:

    Hola Merche, tu post me recuerda a una de las empresas donde trabajé al inicio de mi andadura profesional, es una conocida multinacional PHILIPS IBERICA y he de decir que, al menos en aquellos tiempos, (hace 20 años) no lo hacían tan mal. Hacían a los trabajadores parte de la empresa.

    Tenían un departamento de comunicación que trabajaba la parte interna motivando a los trabajadores a participar en la revista con opiniones y reglándoles por la participación productos de PAE. La revista informaba de todos los acuerdos tanto nacionales como internacionales que firmaba Philips así como eventos e información válida para los trabajadores.

    Además tenían una tienda para empleados donde podías comprarte productos de todas las líneas con descuentos notorios.

    En fin, no sé cómo será ahora porque supongo que algunos de esos privilegios los habrán perdido, pero si no es así y los han adaptado serían un ejemplo a seguir.

    Gracias por tu post.

    Leticia

    • Hola Leti!
      Pues lo cierto es que hay de todo y buenos ejemplos de eficacia sin duda, pero lo que si veo es en general resistencia al cambio y falta de recursos.
      Lo que he tratado de contar es que solo haría falta una mínima parte de lo que se invierte en la comunicación externa, para lograr mejorar la interna pero sobre todo porque los empleados son los mejores embajadores de una marca.

      Gracias por contribuir con tu caso. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: