Ni negros ni escritores fantasmas en redes sociales

 

Decía José Saramago que somos todos escritores, sólo que algunos escriben y otros no. Nunca antes en la historia de la Humanidad se ha escrito tanto. ¿Quién no usa las redes sociales? Pero, obviamente, no son escritores (ni remunerados) todos los que escriben. De lo que me gustaría tratar es sobre la escritura demandada (y remunerada) por los social media y que, a pesar de ser un ámbito en auge en los últimos años, sigue sin ser claramente una “profesión” determinada y por ello, sin tener un perfil claro y reconocido. ¿Qué eres si escribes, habitualmente, artículos, notas, post, newsletter… para páginas web, perfiles de Facebook,Twitter o blogs?

¿Eres un Community Manager?

A estas alturas de siglo ya tenemos idea de lo que es un Community Manager (hay que empezar el año de modo optimista ¿no?). Desde luego, todos coincidiremos en que el CM
tiene que ocuparse de unas estrategias específicas diferentes, aunque también es cierto que a menudo escribe para su cliente las notas para distintos perfiles y medios.

¿Eres lo que tradicionalmente se consideraba escritor “negro” o fantasma?

Me gustó mucho una definición que proporcionaba de este tipo de escritor un post al respecto “la adaptación al entorno 2.0. del negro literario de toda la vida”, es decir el que “asume la identidad de otra persona para interactuar en Social Media en nombre y beneficio de su representado”. Casi nada. Desde luego es algo más que escribir el número de palabras que te dicen a partir de un par de indicaciones, cobrar y punto. En ocasiones, y no es lo común, puedes ser referido como colaborador (si se trata de una web o blog) pero todo el reconocimiento y prestigio de tu éxito es propiedad de otros (o empresa).

Al igual que podía suceder con los manuscritos medievales, que el autor podía ver copiados una y otra vez sus textos (incluso algo parecido sucedería con los textos bíblicos, imagino), el milagro de la red hace que unas líneas puedan rular y rular y reaparecer varios años después modificadas o incluso atribuidas a terceros. Quizás esa sea la magia de esta “categoría” de escritor y estas incidencias deberían aceptarse como la guinda del éxito.

Otro apartado sería el de los “escritores fantasmas” de personajes conocidos y con éxito en las redes. ¿Te imaginas a Lady Gaga interactuando con sus millones de seguidores? ¡No tendría tiempo de grabar nada! Pues gracias a la necesidad de estar a la última (sea del sector que sea el personajes) y de la convicción de que existe posibilidades de rentabilizar la inversión, las web, blog, perfiles de FB o Twitter de estas personalidades han aumentado como rosquillas, y por extensión la demanda de “autores” en la sombra que las atiendan.

¿Eres al que le toca en el departamento de comunicación y marketing porque te manejas con la escritura?

La cuestión es que para desempeñar este “puesto”, además de saber escribir con “éxito” (léase: con manejo de las claves del copywriting -escritura persuasiva, en español-), se debe contar con diversas habilidades, como por ejemplo: conocimientos en cultura general o del área de interés; saber decirlo todo de manera quintaesenciada, estructurada y concisa; tener destrezas en el manejo de inteligencia emocional; añadir toques de humor cuando sea posible y, desde luego, aceptar de antemano que se trata de un trabajo complejo y que incluso, en el caso de hacerlo bien, no te va a proporcionar (casi nunca) reconocimiento. Y no lo digo solo porque no sea tu nombre el que vaya debajo de esas líneas que, a menudo, tanto han costado escribir, sino porque no se tiende a valorar el trabajo que en sí suponen.

Una anécdota reciente me hace pensar que a veces pueden surgir, al menos, sobresaltos. Había elaborado una nota que trataba de una exposición sobre un cuento tradicional (pongamos que era Blancanieves). Era una reseña para la web en la que se incluían imágenes de las representaciones que había en la muestra. Pocas semanas después, me topé con la nota copiada y pegada en un blog cultural. El bloguero no había tocado una coma del texto, pero sí había añadido un par de imágenes para completar su post, escenas eróticas, para más señas (y que no estaban en la exposición). Por suerte no fue complicado dar con él (que no tuvo inconveniente en eliminar las imágenes) pero ¿y si no se hubiera detectado de inmediato y el bloguero hubiera sido un influencer importante en su círculo? Aquí, confieso que sí me gustó ser un fantasma mientras se deshacía el entuerto…

En general, si se escribe para redes sociales se espera que se cuente con la mayoría de las destrezas que hemos visto y para ello, desde luego, sí que hay que formarse y por tanto estar profesionalizado (me permito sugerirlo tanto para el interesado “escritor” como para la persona o empresa que vaya a solicitar estos servicios). Es una concienzuda y antigua forma de escribir esta de hacerlo por y para otros. A pesar de los siglos transcurridos desde su invención, ¿ha evolucionado mucho en esencia? Y quedan cuestiones que apenas hemos apuntado ¿sugerencias?

Puede que te interese:

http://vozed.org/ensayo/mami-que-sera-lo-que-tiene-el-negro-de-negros-literarios-y-escritores-fantasmas/

http://serescritor.com/derecho-de-autor-frente-a-dominio-publico/#more-3751

The following two tabs change content below.
mjcrumor@gmail.com'

Maria Jose Ruiz

Desde el aprendizaje de los mecanismos de la lengua y su enseñanza, a la elaboración de contenidos y la comunicación para un grupo editorial, pasando por la edición de libros y el universo de la creación literaria. Y entre tanto, siguiendo con atención el avance, la expansión y el desarrollo de las redes sociales. Resumiendo: un reciclaje continuo y apasionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: