No es lo que cuentas, es cómo lo cuentas

No es nada nuevo que los medios sociales de una marca no pueden mantenerse sin un buen marketing de contenidos. Incluso el que no conozca el concepto ni tenga una estrategia clara en sus redes sabe que no puede publicar todos los días “somos los más baratos” “conoce nuestras ofertas” o “mira qué precioso destornillador acabamos de recibir”. Para poder comunicar este tipo de cosas de vez en cuando, al usuario hay que darle algo más, un valor añadido que le haga ser seguidor de nuestra empresa por un motivo, para que así nos permita esas licencias de vez en cuando de buena gana, porque a cambio siente que está informado por ser nuestro seguidor.

Hasta aquí, todo bien. Una marca cualquiera o un community cualquiera se plantean su calendario de contenidos, y piensan, cómo no, en qué es aquello que le interesa a su público objetivo. Y las respuestas no suelen ser complicadas: depende del segmento de población al que se dirijan, los temas pueden variar, pero casi siempre aparece alguno de estos (o varios): deportes, tecnología, moda, música, motor, cine, gastronomía, cultura, viajes… No importa cuál es vuestra empresa o su sector: ¿a que vuestro público objetivo tiene cierto interés, como cualquier mortal, en alguno de ellos?

Y qué decir de “Lifestyle”… junto con algunas otras, que darían para un post, es una de mis palabras malditas de este trabajo (ya me está picando el gusanillo, me pongo a recopilar ahora mismo otras que me encantan y prometo que en el próximo os las cuento todas). Todo el mundo quiere ser “una referencia en lifestyle”.

Así que muy decididas y felices, las marcas se ponen a realizar esa entretenidísima labor que es la curación de contenidos, buscando lo más interesante sobre el tema o los temas elegidos (en serio, por lo general es lifestyle para desesperación mía y de muchos otros) para ofrecérsela a su comunidad y conseguir así que interactúen, se hagan fieles, y cuando se vienen arriba, hasta lograr entrar en su “top of mind”.

Foto: Bonnybbx

Foto: Bonnybbx

¿Y qué pasa entonces? Que si ha sido la Semana de la Moda, tenemos a 20 marcas de cremas, 10 de champú, 45 tiendas de ropa online, 7 inmobiliarias, 14 joyerías y 23 zapaterías compartiendo el enlace de alguna revista de moda que haya escrito un artículo sobre todos los modelos que se pudieron ver allí. ¿Que son los Oscar? Los mismos de antes comparten el post de una blogger sobre los más elegantes del evento, y las productoras, tiendas de discos, centros comerciales y quién sabe qué más publican la noticia de algún periódico con el listado de galardonados. ¿Que hay Fórmula 1, partido de fútbol o final de Roland Garros? Pues todos a dar la enhorabuena al español que haya por allí y a compartir el enlace de Marca o de As de los ganadores y los mejores momentos que se vivieron.

Así que tenemos a Fernando Alonso o a quien corresponda encantado con tanta felicitación… y a unos usuarios que entran en Facebook y se encuentran saturados con la misma noticia una y otra vez. Y la realidad es que ninguna les aporta nada porque por lo general, si les interesa ya la han leído directamente en la revista de moda, en el periódico deportivo, en el blog o en el diario nacional que más les guste. Y nuestras horas buscando información sobre todo este tipo de eventos y noticias tienen como resultado que acabamos siendo uno más contando lo mismo. (Pero Fernando nos saluda y nos lo agradece, eso sí).

Foto: Angelo_Giordano

Foto: Angelo_Giordano

Pero no está todo perdido, podemos diferenciarnos si lo contamos de otra manera. Antes de compartir una noticia o artículo deberíamos preguntarnos ¿Esto ya lo sabrán o habrán leído algo parecido? Si la respuesta es sí, no es nuestra publicación para hoy. ¿Qué les contamos entonces?

Tenemos varias opciones, pero todas se resumen en la originalidad. Podemos crear un blog y difundir estos mismos eventos y noticias desde nuestro propio punto de vista, o buscar información complementaria que por lo general no tengan a su alcance o no se molesten en buscar.

Foto: Magnascan

Foto: Magnascan

 

No es lo mismo poner un enlace sin más a la sección de cultura de elmundo.es que escribir un post en el que contamos que la gala de los Oscar nos pareció un rollo pero nos reímos mucho cuando pasó esto o lo otro (aquí sí podemos y debemos enlazar material que hayamos encontrado y que sea interesante), que la intervención de un actor fue una salida de tono o que la de una actriz nos hizo llorar.

No es lo mismo poner la foto del Marca con el podio de la F1 que investigar para contarles las curiosidades que se han vivido en ese circuito a lo largo de la historia.

No es lo mismo mostrar la galería de imágenes del desfile de Versace que ha publicado Vogue que recopilar los mejores modelos que durante la historia ha ido presentando esta marca año tras año y cómo han ido evolucionando.

¿Qué aporta más al lector?

 

Foto: Nemo

Foto: Nemo

Por supuesto, todo esto lleva tiempo: hay que pensar, investigar, buscar, redactar… y todo eso se traduce en horas. Pero nadie dijo que un buen marketing de contenidos se pudiera aplicar en 5 minutos al día, y de hecho ahí podría estar una de las claves de por qué algunas empresas ofrecen servicios de community management a precios de risa y otros profesionales no se lo pueden permitir… pero ya me estoy metiendo en charcos que también darían para otro post, así que aquí os dejo la reflexión:

¿Dejamos de pensar qué publicamos hoy y nos ponemos a pensar cómo contamos las cosas?

The following two tabs change content below.

Esther Rosado

Llegué a los medios sociales como todos: por casualidad y sin tener ni idea. Empeñada desde siempre en saber cada día algo nuevo, llegó un momento en el que creí que estaba cerca de ser una experta. Afortunadamente seguí aprendiendo y pronto descubrí que este mundo siempre iba a ir más rápido que yo y que cualquiera, y que se trataba de asimilar el máximo posible y continuar coleccionando conocimientos. Así que aquí estoy, compartiendo lo que sé y sobre todo aprendiendo de tanta gente que sabe mucho más que yo.

Latest posts by Esther Rosado (see all)

2 Respuestas

  1. 23 abril, 2015

    […] a los precios que cobraremos por ellos, los valores de los que debemos presumir, y, por supuesto, nuestros contenidos en medios sociales, dependen de nuestro cliente-tipo. No queremos ser los quintos que le den los […]

  2. 18 mayo, 2015

    […] os comentaba en el post anterior que una de las frases que temo oír es “quiero ser un referente en lifestyle”. Pero no es la […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: