No me gustan los eventos de Social Media

No me gustan los eventos de Social Media. Soy así, una rebelde. Cuando empecé a ejercer en esto, allá por el Pleistoceno, acudía a todos con un ansia incontenible de aprender. Me había creído a pies juntillas eso de la inteligencia colectiva, el conocimiento compartido y allá iba yo, pánfila de mí, a escuchar al gurú de turno hablar sobre el caso Gallina Blanca, el caso Dell y alguno más.

Y es que a la tercera charla ya me di cuenta de que se estaba a punto de eclosionar toda una generación de ponentes profesionales que iban a vivir de contar a ingenuos como yo el trabajo que hacían los demás. A saber: caso Gallina Blanca, caso Dell y alguno más.

Sí, los demás. Porque todos esos ponentes a los que yo escuchaba con respeto reverencial repetían hasta la saciedad unos casos de éxito que no eran suyos, sino de otros community managers que ejercían, con gran profesionalidad, para empresas como (todos a coro) Gallina Blanca, Dell y alguna más.

Si eres ponente en un evento de Social Media, habla de tu trabajo. Click Para Twittear

Así que un día me pregunté qué podían enseñarme esos ponentes que nunca hablaban de su trabajo y tenían que nutrir sus charlas a costa lo que hacían los demás. Deducción: Nada. Y decidí dejar de desperdiciar mi escaso tiempo para dedicarlo a cosas más interesantes, como trabajar para clientes que me generaban ingresos.

Pero un día la ponente fui yo

A veces meto la pata hasta el corvejón. Así que en alguna ocasión me he visto obligada a ejercer como ponente en eventos de Social Media. Pocos, porque yo peco, pero peco poco.

En uno de ellos, organizado hace años por una conocida, compartí atril con la reputada autora de uno de esos manuales sobre redes sociales que tan de moda estaban por aquel entonces. Teníamos los tiempos medidos y yo llevaba una presentación sobre mi trabajo (el que hago yo) ensayada para ejecutarla en 10 minutos y dejarla en 8 si había algún retraso.

Mi colega se presentó tarde y tuvo la santa jeta de comentarme, entre risas, que no había revisado la presentación, que no había ensayado nada y que para qué iba a aceptar mi sugerencia de aprovechar esos minutos para dar un repaso, ja, ja, con lo graciosa que era ella.

La cagó.

Se enredó consigo misma, no pasó de la segunda diapo y se aferró al micro con tal saña que el presentador del acto perdió la compostura y llegó a arrebatárselo por la fuerza. El forcejeo fue épico.

Ese día aprendí que coincidir en un acto con según qué gente puede suponer jugarse el prestigio. Decidí ser más selectiva pero, ante todo, decidí seguir entregada a mi trabajo.

Se selectivo con los eventos de #SM a los que acudes como ponente y con los compañeros de atril. Click Para Twittear

Años más tarde, los derroteros de la vida y las obligaciones profesionales me condujeron, cual rea camino del patíbulo, a la tarima de otro de esos eventos. En esta ocasión iba a estar acompañada de ponentes con mucha visibilidad mediática. Eso me tranquilizó. Al menos esta gente lo tiene todo súper ensayado.

Una de las presentaciones iba a versar sobre el día a día de un community manager narrado por una persona que ejerce como tal, así que me ilusioné como una criatura en Nochebuena, pensando que no iba a ser yo la única pardilla que hablase sobre su trabajo. Porque una vez más, yo hablé de mi trabajo, el que hago yo, humildemente, cada día.

Bien, pues no aprendo. Es que no aprendo. El ponente en cuestión se olvidó pronto de su día y pasó a narrar el de los demás, que es mucho más interesante.

Qué bien lo hacen todo los demás. Tenían que haber venido ellos. Especialmente uno porque, ¿alguien adivina qué caso de éxito nos contó? Síiiiii. ¡el de Gallina Blanca! Cinco años después va y resucita la gallina.

Qué vergüenza pasé. Ajena, claro, pero vergüenza al fin y al cabo.

Y, aunque sé que hay muy honrosas excepciones, yo me pregunto: ¿cuántos de estos ponentes ejerce de verdad como CM?

Ahí queda eso.

Photo Credit: Seo2 | Por Puro Amor Al Rap via Compfight cc

The following two tabs change content below.
cfigueiras@carmenfigueiras.com'
Cofundadora de Infinitopuntocero. De los Mass Media a los Social Media hay sólo un paso y hace ya años que lo di, como corresponde a un espécimen evolucionado de la comunicación. Más de 20 años comunicando por cualquier medio y velando por la reputación y la imagen de mis clientes, tenían que acabar rellenando este blog hasta el infinito. ¿Te animas a leer?

2 Respuestas

  1. Tu consejo de fijarme en CM que trabajen “de verdad” y no que se dediquen a vivir de cara al escaparate, es el que atesoro con más convencimiento desde que fuiste mi profe en Funed, porque cada día compruebo su certeza. Mi gracias.

    • cfigueiras@carmenfigueiras.com' Carmen Figueiras dice:

      Muchas gracias, Patricia. Uno de los aspectos mas importantes de esto de enseñar es conseguir que los alumnos desarrollen criterio, así que no sabes la alegría que me das con tu comentario.

      Un abrazo muy fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: