Personalidades básicas y creación de contenidos

Este fin de semana he tenido ocasión de ver una estupenda película (no de ciencia ficción) en la que sus protagonistas se ocupan (y en varias ocasiones) de las redes, de aplicaciones informáticas y del uso que estas hacen de los patrones básicos de la personalidad.

Hablaban de Facebook y de lo que suponía abandonar o no el perfil, pero lo que más me llamó la atención fue que hablaran de la aplicación del sistema informático de la universidad que les asignaba el compañero de habitación en la residencia. El protagonista, un joven que con gran interés apostaba por explorar su propio camino, que luchaba por conquistar sus sueños de manera muy auténtica, acababa por reconocer que el programa tenía un alto índice de éxito.

Esta aplicación se basa en un test que identifica y compatibiliza los tipos de personalidad en los que encajamos la inmensa mayoría de los mortales. El chico que en principio  hacía ascos a facebook y renegaba del exceso de información que este canal es capaz de “robarnos”, finalmente se rendía a la evidencia: somos mucho más afines unos a otros de lo que nos creemos. Y el final de la película le sobreviene disfrutando de lo que la aplicación informática le había proporcionado. ¡Qué bien!  Pero no pude evitar sentir cierta tristeza…

Y volviendo a poner la cabeza en los quehaceres relativos a mi ocupación para crear, generar y optimizar todo lo que se pueda, los contenidos relacionados con “mi marca”, me he dicho: puesto que llegar al usuario “objetivo” es una de las cuestiones más complejas ¿por qué no aprender algo más de esos patrones de personalidad? Si sirven para encontrar “compañero” ideal (y seguro que lo usan las webs de “contactos”) ¿no servirán para ganar “seguidores”?

En general, se acepta que hay cuatro patrones básicos de personalidad:

-Promotora. Las personas con este patrón tienden a comunicarse de forma rápida y activa, intentando persuadir a los demás de sus puntos de vista. Pueden parecer manipuladoras con facilidad. Son espontáneas, vitalistas, amigables y entusiastas. Les gusta moverse de una tarea a otra, a veces con poca reflexión.

-Apoyadora. Es un estilo amigable y acogedor. Les agrada colaborar en propuestas que impliquen trabajo en equipo. Tienen un carácter suave y  tranquilo, y son pacientes y tolerantes. Les agrada tomarse su tiempo para escuchar a los demás y tratan de minimizar los conflictos interpersonales.

-Analítica. Las personas con esta matriz de comportamiento son más dados al estudio y al análisis que a la acción inmediata. Preferirán reunir una buena cantidad de datos antes de tomar una decisión. Son minuciosos y detallistas y pueden sentirse paralizados cuando les rodea la ambigüedad o la confusión. Suelen ser reservados a la hora de expresar sus emociones.

-Controladora. Estas personas tienden a tomar la iniciativa pues tienen claro  lo que desean conseguir. Son activos, independientes y ambiciosos. Les mueve la productividad y el tener el control de las cosas y las personas. A veces les cuesta aceptar todo lo que sea contrario a sus ideas y actitudes.

Por supuesto, puede haber personas con un estilo muy definido y otras que presenten la mezcla de varios, y no creo que haga falta añadir que solo se han destacado unos mínimos detalles de cada tipo. Y aunque ahora no vaya a hacer un curso de psicología, sí que creo que puede ser interesante saber más sobre estos patrones de personalidad. Quizás nos facilite la conexión con las motivaciones y gustos de los usuarios y podamos elaborar contenidos más acertados. ¿Lo veis factible?

Aquí os dejo una simpática muestra de cómo se puede aplicar parte de lo comentado,  ¡y haciéndonos sentir únicos! ¡A vuestra salud!

Cabecera: Photo Credit: A. M. Garrido via Compfight cc

Postdata para cinéfilos: Boyhood de Richard Linklater (2014).

The following two tabs change content below.
mjcrumor@gmail.com'

Maria Jose Ruiz

Desde el aprendizaje de los mecanismos de la lengua y su enseñanza, a la elaboración de contenidos y la comunicación para un grupo editorial, pasando por la edición de libros y el universo de la creación literaria. Y entre tanto, siguiendo con atención el avance, la expansión y el desarrollo de las redes sociales. Resumiendo: un reciclaje continuo y apasionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: