¿Por qué somos autónomos y no dejamos de serlo?

Somos autónomos porque no nos queda otra, ¿verdad? Sin la crisis económica, los despidos masivos y la falta de trabajo, más de uno no se habría visto obligado a generar su propio empleo.

Sin embargo, tras superar el vértigo que produce lanzarse a la piscina sin manguitos, son muchos los autónomos que están encantados con su nueva situación y difícilmente volverían a la anterior.

Photo Credit: giulia.forsythe via Compfight cc

Photo Credit: giulia.forsythe via Compfight cc

Oscar Villalibre escribía hace poco y con mucho humor sobre la vida del CM autónomo. Leí el post sonriendo hasta que me reconocí en la manada de trolls. Ahí me quedé ojiplática. Pero, cuidado, que yo sólo trolleo con causa justificada y por el bien común, como en esta ocasión. Ese día me sentí orgullosa de pertenecer a la manada.

Y ésta es la primera gran satisfacción que me produce ser autónoma: la libertad de abanderar una causa sin que un jefe me llame al orden porque eso no encaja con la filosofía de la empresa. La única filosofía que ahora importa es la que me dicta mi conciencia.

Ser autónomo supone incertidumbre pero también significa libertad. Click Para Twittear

La segunda es que no trabajo con o para maleducados desde hace más de 10 años. Vengo de un entorno en el que era habitual que el cliente te montase una bronca a gritos en plena calle o que te soltase que “tú comías gracias a él”. ¿Y qué pasaba cuando buscabas el apoyo de tus jefes? Pues que con sonrisa condescendiente y voz aterciopelada te decían que “una mujer tan inteligente como tú debe estar por encima de esas cosas”. Estoy por encima de muchas cosas pero evitar que alguien me falte el respeto en mi puesto de trabajo es también labor de mis superiores. ¿O no? No nos engañemos, la posición más débil en estos casos es siempre la del empleado.

Trabajar en casa tiene evidentes ventajas pero la mejor es que en tu oficina no hay trepas, esa especie depredadora que convierte el ambiente laboral en una selva. Puedes elegir tus proyectos y nadie va a pisotearte para quitarte el puesto. Tu desarrollo profesional depende únicamente de tu esfuerzo.

Por otra parte, valoro mucho poder criar a mi hijo. Conozco a una directora financiera, madre de una nena de dos años, que llora casi a diario. Sus jornadas maratonianas la obligan a salir de casa cuando su nena aún está dormida y muchas noches, al volver, su peque ya está acostada. Sólo la ve despierta los fines de semana.

Como autónoma, elijo mis clientes y soy dueña de mi tiempo. Es más fácil conciliar. Click Para Twittear
Photo Credit: GSCSNJ via Compfight cc

Photo Credit: GSCSNJ via Compfight cc

Yo disfruto de mi hijo. Le llevo al cole, voy a buscarle, como con él, le acuesto todas la noches. Le llevo a inglés, a kárate, al pediatra y si está malito, estoy con él. Sí, también es verdad que le he dado biberones mientras hablaba con un cliente pero, aún con el teléfono en manos libres encima de su barriguita, él era feliz mirando a los ojos de su madre.

Es duro ser autónomo, sí. Cotizamos un ojo de la cara para tener prestaciones prácticamente inexistentes. Financiamos al Estado con el IVA de unas facturas que aún no hemos cobrado. No tenemos ninguna garantía en nuestro puesto de trabajo y muchas veces no sabemos cuándo vamos a cobrar.

Todo eso es verdad.

Pero también es verdad que más nos vale a todos tener un sistema de ahorro privado porque tarde o temprano quebrará el sistema de pensiones, todos estamos fritos a impuestos y ser víctima de impago como asalariado tampoco es tan raro, ¿verdad? Ah, por favor, que levante la mano el empleado que tenga garantizado su puesto de trabajo.

¿Volvería yo a trabajar por cuenta ajena?

¡Claro que sí! Si el puesto supusiera un paso adelante en mi trayectoria profesional, si estuviera justamente remunerado y si me permitiera conciliar para seguir criando a mi hijo. ¿Eso existe?

Seamos realistas. La crisis ha cambiado muchas cosas. Las empresas tienen miedo de volver a cargar sus estructuras y el crecimiento pasa por asumir fórmulas de contratación más flexibles para ambas partes. Busquemos en ellas nuestro desarrollo personal y profesional porque quizá la vida nos está dando una oportunidad que no estamos detectando.

Imagen cabecera: Photo Credit: giulia.forsythe via Compfight cc

The following two tabs change content below.
cfigueiras@carmenfigueiras.com'
Cofundadora de Infinitopuntocero. De los Mass Media a los Social Media hay sólo un paso y hace ya años que lo di, como corresponde a un espécimen evolucionado de la comunicación. Más de 20 años comunicando por cualquier medio y velando por la reputación y la imagen de mis clientes, tenían que acabar rellenando este blog hasta el infinito. ¿Te animas a leer?

2 Respuestas

  1. claramerinweb2.0@gmail.com' clara dice:

    Soy autónoma y mMeidentifico totalmente con tu post. Sólo hay una cosa en la que no estoy 100% de acuerdo… volver a trabajar con un jefe! Saludos

    • cfigueiras@carmenfigueiras.com' Carmen Figueiras dice:

      Te entiendo perfectamente. Cuando has probado la libertad cuesta mucho volver hacia atrás pero, como nunca se puede decir “de este agua no beberé”, yo no lo descarto por completo.

      Gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: