¿Soy demasiado mayor para emprender?

Haced una prueba, buscad en Google imágenes la palabra “emprendedor” o “emprendedora” y lo que encontraréis son un 99,99 % de fotografías de gente joven. Lo cierto es si he encontrado UNA entre miles de un hombre maduro, por eso no pongo el 100 %.

emprendedores

Google Imágenes

¿Qué entendemos por emprendedor? Hay muchas definiciones, pero esta me ha parecido muy completa: persona que tiene decisión e iniciativa para realizar acciones que son difíciles o entrañan algún riesgo.

Ser emprendedor es sinónimo de innovación, de riesgo y cambio, pero todo ello también puede ser asumido con más de 45 años o de 50 ¿verdad? Solo hay que querer hacerlo. Y sin embargo, las ayudas, los eventos específicos, los artículos que hablan de este tema, se centran en jóvenes prometedores. Parece que se olvida que en este país se ha dado un salto gigante al autoempleo (obligados o no) en el que la edad no es lo importante sino las ganas de seguir adelante y de no depender en muchos casos de un empleo precario, con el miedo además de que un día cualquiera lo pierdas.

El contexto en el que nos movemos es que el perfil del autoempleado por necesidad no ha parado de crecer y parece que incluso se va a batir un record este año, suponiendo un colectivo que alcanza nada menos que el 20% de la población activa (El País).

Este verano he tenido la ocasión de acudir a un evento de networking en el Campus Madrid. Para los que todavía no lo conozcáis, es la comunidad de emprendedores de Google que tiene en tres países: UK, Corea del Sur y España. Un lugar con incubadora de negocios incluida.

Me gusta prodigarme por este tipo de encuentros porque, como conté en otro post, el sector startups y emprendedores me proporciona otra visión, otra manera de hacer negocio.

En dicho evento me encantó conocer a tres personas que yo diría ya no cumplen los 55. Reconozco que yo misma pensé ¡Qué valientes! No dudé en ir a charlar con ellos y que me contaran su historia. Cada una era distinta. Tengo que decir que de los tres, dos llevaban toda su vida siendo emprendedores y el otro se había lanzado al encontrarse una buena oportunidad. Por cierto, este último lo que ha hecho es abrir un negocio de imprenta y algunas otras cosas de primera necesidad (papelería) para el emprendedor. Justo al lado del Campus. Muy listo, sí señor :-). Y los tres no dudaron en acudir a un evento donde estaban seguros, como yo lo pensé, que estaría repleto de gente que no ha pasado de los 35. Pues precisamente en ese espíritu decidido se basa la definición que he mencionado antes.

Pensé en contarlo en el próximo post en infinito y eso hago por si le sirve de algo a alguna persona que esté en proceso de decidir si da ese paso o no, ya que yo misma lo he experimentado. No pongamos edad a lo que no la tiene. No pongamos más barreras a un campo que ya es difícil. Si quieres emprender ¡hazlo! y no tengas ni por un momento una reflexión tipo “¿No seré ya demasiado mayor?”. Puedes pensar en otros condicionantes que desde luego están y no te harán la vida fácil: tendré incertidumbre, así es emprender (los jóvenes también), no tengo subvenciones aunque yo no creo demasiado en depender de ellas (en España ya hay pocas y apenas llegan ni para los jóvenes), tengo que aprender a diferenciarme de la competencia y no sé como hacerlo … Tienes trabajo por delante, eso es indudable, pero no le añadas la edad porque serías muy injusto contigo mismo.

Posiblemente no te vayas a hacer rico, pero sobre todo, como para el resto de las decisiones en la vida, no dejes de intentarlo. Yo estoy en ello y estoy viendo la luz ¿me cuentas como te va a ti?

[Foto cabecera Merche Palomino: frente a la travesía, alegría]

The following two tabs change content below.
comunicacion.merchepalomino@gmail.com'
Cofundadora de infinitopuntocero. Ya son 15 años trabajando en la relación con los medios y en la reputación corporativa ¡y me apasiona mi profesión!. Considero que la Comunicación, siempre en mayúsculas, es mucho más que lanzar una nota de prensa. Comparto lo que aprendo. Práctico el networking desde antes de que lo llamaran así. El sentido del humor es fundamental en mi vida :).

2 Respuestas

  1. liliana.labarthe@gmail.com' Lili dice:

    Hola Merche.

    Yo creo que la edad no es un problema sino una ventaja, porque tienes mayor experiencia, has podido equivocarte y aprender muchas veces en otros entornos y empresas y cuando te lanzas con la tuya tienes una visión más completa y un valor agregado. Estamos en una época en donde se cree que los “jóvenes” son los más listos pero como en todo no se puede generalizar.
    Buen post !

    • Hola Lili!
      A mi me gusta mucho trabajar con gente joven porque aprendo mucho, aportan un punto de vista también interesante.
      Yo creo y es lo que quería reflejar en el post que la ilusión no hay que perderla. Sin ese motor no hay trabajo que salga adelante y menos el de emprendedor que necesita luchar contra la incertidumbre y la falta de recursos. Pero eso sí cuando tienes un pequeñito éxito … qué bien sabe 🙂
      Gracias por participar. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: