Un formato de debate cara a cara lamentable

¿Cómo se os quedado el cuerpo después del capítulo de Cuéntame cara a cara entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez de anoche? Todo bien, ¿verdad? En este post no vais a encontrar ningún brillante análisis político ni un artículo argumentando quien ganó el debate de anoche en A3Media. Solo la opinión de una persona que se dedica a los Medios Sociales desde hace tiempo y que ayer, al encender al televisión, tuvo ganas de llorar. Y no por los argumentos políticos, no pienso entrar en eso, sino por el formato del debate caduco y lamentable.

Que conste que no soy ni una gurú, ni una influencer ni una visionaria. Nada más lejos de la realidad. Solo soy una persona que ayer se quedó boquiabierta pensando que habíamos vuelto al año 1982, que había viajado en el tiempo y ni me había enterado, ¡qué cosas! Entiendo que Doc y Marti llegaron del pasado este 21 de octubre, lo que nadie podía prever es que nos subirían a todos en su Delorean para llevarnos de vuelta a 1985. Y toda mi crítica va hacia el formato del debate porque creo que los españoles no nos merecemos esto. No nos merecemos la comunicación política que nos presentaron anoche y que nos vendieron como el gran cara a cara.

TuitDebateAntiguo

Primera premisa: independientemente de vuestras simpatías políticas, creo que todos estamos de acuerdo (sondeos incluidos) en que el próximo domingo, el 20D, va a marcar el fin del bipartidismo político español. Por ese motivo, podréis entender mi sorpresa al ver que, cuando ni siquiera es seguro que el PSOE sea la segunda fuerza más votada, se deje de lado a los nuevos partidos que parece que tienen opciones a ser, como mínimo, la oposición. Por eso no entiendo ni entenderé nunca que Albert Rivera y Pablo Iglesias no estuvieran presentes en el debate de anoche. Y ya que estamos, Alberto Garzón, porque lo interesante de un debate político es que los ciudadanos vean todas las opciones y las propuestas que tienen cuando vayan a las urnas, ¿no? ¿O me he perdido algo?

Ahora que los partidos políticos deberían esforzarse por vendernos su moto, no me entra en la cabeza que sigamos con formatos televisivos que harían enrojecer de vergüenza a países como Inglaterra y EEUU. Para muestra un tuit.

TuitDebate

Hace 4 años, Barack Obama organizó un Hangout en Google+ donde respondió las preguntas que le hacían ciudadanos que habían pedido unirse al debate. Las preguntas elegidas fueron las más votadas en el canal de YouTube de la Casa Blanca. No contento con ésto, durante la campaña de 2012 concedió una entrevista en Reddit (uno de los Medios Sociales menos controlados en relación al contenido) en la que en media hora accedieron más de 200.000 usuarios que colapsaron este Medio Social (literalmente, se les cayó el servidor por no disponer de suficiente capacidad). Pero no contentos con esto, Michelle Obama se abrió un perfil en Pinterest donde compartió fotos con usuarios de todo el mundo.

Siguiendo con su estrategia de llegar a todos los ciudadanos (y sin estar en campaña, ¡ojo!) el pasado mes de noviembre, Obama compartió en su perfil oficial de Facebook un vídeo en el que hablaba de tú a tú con sus seguidores acerca de su intención de luchar contra el cambio climático en la cumbre que se celebró en París mientras paseaba por los jardines de la Casa Blanca.

Y esto son solo algunos ejemplos. Muchos me diréis que me voy al extremo, que Barack Obama es considerado por mucho como el rey de las redes sociales pero eso no quita que es hora de que los responsables del penoso formato del debate de ayer entiendan que estamos en el siglo XXI. Que no es que Internet haya revolucionado nuestra vida, sino que ya estamos un paso más allá, inmersos en la Web 2.0 y los Medios Sociales que hacen posible el intercambio directo e inmediato entre emisor y receptor. Que el modelo comunicativo ha cambiado. Que los receptores son ahora emisores. Que existe una cosa llamada prosumidor. Que las marcas comerciales y las no comerciales vieron hace años el potencial de las redes sociales y han destinado recursos económicos y humanos a diseñar estrategias para escuchar y mejorar la comunicación con los usuarios. Y en este escenario, ayer tuvimos que soportar más de dos horas de debate con un presentador que parecía un muñeco de cera, en un escenario blanco totalmente aséptico, sentados en la mesa de la abuela, con un fondo mal pintado y donde solo se planteaban las preguntas que todos habían acordado.

ImagenDebateEFE

Imagen EFE

Y entre todas estas miserias un rayo de esperanza: la cuenta de Twitter de Izquierda Unida, ¡bravo por ellos! Os invito a visitarla, independientemente de vuestra afiliación política porque son un ejemplo de que las cosas se pueden hacer de forma diferente. De que en Medios Sociales hay que comunicar de otra manera. Ellos sí han entendido que Twitter es un medio social muy potente con el que llegar a los ciudadanos y que el humor es una manera fantástica de conectar con el electorado. Para mi, ellos fueron los ganadores indiscutibles del debate de anoche, junto con los ya míticos gatetes de Alberto Garzón. Porque hacer campaña política en redes sociales de otra manera es posible.

Por eso, ¡ya basta! A ver si conseguimos quitarnos ese tufillo a rancio en los debates electorales de este país cuando encima el Salvados de Jordi Évole y el Debate a cuatro de Ana Pastor y Vicente Vallés fueron claros ejemplos de que es necesario evolucionar y de que otra forma de hacer las cosas es posible.

DebateSalvados

Imagen: Salvados, La Sexta

Yo no sé si el cara a cara de anoche sirvió de algo a los que aún están indecisos en su voto. Desde luego, a mi solo me sirvió para sentir vergüenza ajena por la incapacidad de actualizar la comunicación política, tanto en los medios de comunicación tradicionales como en Medios Sociales.

Foto de portada: tuit de @26calimero26 
The following two tabs change content below.

Olga Lareo Sebastián

Licenciada en periodismo, trabajo como profesora en Fundación UNED de Community Management y Social Media Marketing. Adicta a las redes sociales, ¿hablamos? 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: