El verdadero sentido de las apps para adelgazar

Belly of beautiful young female sportsman over dieting background
Belly of beautiful young female sportsman over dieting background

“No es broma” le dijo, “probablemente el exceso de peso sea la causa de tus problemas menstruales e infertilidad.” Ella salió de allí con la firme determinación de comenzar una dieta definitiva y severa, los kilos no se fueron nunca, ella se perdió en el intento.

La práctica de las dietas tiene numerosos daños colaterales, en parte, fruto de la forma de vida que llevamos la mayoría de nosotros. Según un estudio de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), el 39,3% de la población española de entre 25 y 64 años padece sobrepeso y un 21,6% es obesa.

En el comienzo, me he ido a un caso extremo basado en unos datos alarmantes, desde 1980 hasta 2014, la prevalencia de la obesidad mundial se ha multiplicado por más de dos y lejos de mejorar, en el último informe, la OMS alertaba a Europa de una crisis de obesidad de enormes proporciones en 2030. Concretamente en España, el sobrepeso en hombres pasará del 66% al 80% y la obesidad afectará al 36%, frente al 19% de 2010.

Quedándonos en mitad del problema, estaríamos en la práctica incesante de todo tipo de dietas para un adulto, por ejemplo con unos 10 kilos de más que probablemente no le lleguen a costar la salud, pero si le propiciará dolores de cabeza, infelicidad y también una pérdida de dinero gastado sin sentido fruto de la desesperación, estado en el que uno hace estupideces, sin sentidos, locuras y aberraciones, para conseguir un fin que hasta ese momento está siendo inalcanzable.

Este mercado da mucho dinero, crecen como champiñones los negocios que banalizan el problema para obtener beneficios, así como son muchísimas las aplicaciones que han aparecido para acompañarnos en este tortuoso viaje de contar calorías ofertándonos la versión premium con un coste económico.

Me consta que no todas han contado con asesoramiento sanitario en su desarrollo, las que sí, se aconsejan (Foodmeter, Fatsecret, Myfitnessipal) y el resto, mucho cuidado. Pero sobre todo quisiera determinar que las funciones de estas aplicaciones son sobre todo un refuerzo positivo y una motivación extra. Son útiles por ejemplo para ayudar a entender que la comida saludable, como por ejemplo las nueces, también engordan.

Hay más de 3.000 apps en el mercado relacionadas con el control de peso, las nuevas tecnologías ofrecen nuevos puntos de vista e información instantánea que antes no estaba a nuestro alcance para el control eficaz del peso, pero se echa de menos una regularización y control para la garantía de su contenido de calidad.

Estas apps, son solo eso, una ayuda, la verdadera herramienta para perder peso no son ni siquiera las dietas, sino nuestro propio cerebro y la actitud. Puedes controlar tu salud y por tanto tu peso, controlando tu estilo de vida y manteniéndolo. Comer conscientemente, aprender a entender las señales de tu cuerpo, comer cuando se tiene hambre y parar cuando estés lleno. Invirtamos nuestras fuerzas en enseñar a nuestros jóvenes a entender su apetito para evitarles en un futuro un infierno de dietas, insistamos en enseñarles cuál es su verdadero valor y a no dejar que el estilo de vida actual les haga medirse según una escala equivocada.

Consciencia vs dietas, estas son inofensivas pero tienen muchos daños anexos, llegan a arruinar vidas,  pensadlo, si realmente funcionaran, todos estaríamos flacos. Tarde o temprano, el peso perdido vuelve a nosotros como una pesadilla recurrente que al levantarnos no se queda esperando la noche, sino que nos acompaña durante todo el  estado consciente, por días, meses y años.

Photo Credit: <a href=”https://www.flickr.com/photos/108780128@N03/11518019246/”>TAOinspired</a> via <a href=”http://compfight.com”>Compfight</a> <a href=”https://www.flickr.com/help/general/#147″>cc</a>

 

 

The following two tabs change content below.

Almudena Pardilla Fdez

Estudié Periodismo pero la vida me ha redirigido al mundo de los medios y su mayor fuente de financiación; la publicidad. Conjugar esto con mi gusto por lo internacional y global me ha convertido en una gestora de medios internacionales desde hace siete años. Ante todo soy aprendiz casi antes de que Malú sacara su gran éxito, pero a diferencia de ella, yo aún y siempre, sigo aprendiendo.

Latest posts by Almudena Pardilla Fdez (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: