Atravesamos una ‘revolución de habilidades’, ¿estás preparado?

Estos días se está celebrando el Foro Económico Mundial en Davos, donde se abordan vías para reforzar el crecimiento y prepararse para la “cuarta revolución industrial”.

La inteligencia artificial, los asistentes virtuales y los robots, con el aprendizaje de las máquinas, están marcando una nueva era en el mundo tecnológico, pero la automatización de tareas ha sido uno de los fantasmas que ha alarmado a la humanidad desde antaño.

Uno de los muchos estudios llevados a cabo en el sector de las Tecnologías de la Información concluyó el año pasado que entre el 30% y 50% de las operaciones en las empresas pueden ser automatizadas, y no se refiere solo a los sectores verticales o las cadenas de montaje. La automatización puede introducirse, por ejemplo, en tareas administrativas de bajo valor y repetitivas, que según los expertos acaparan el 25% del tiempo productivo.

Las soluciones automatizadas permiten reducir el time-to-market, los errores en los procesos y ofrecer una visión analítica de la información y los datos que se manejan aunque, de momento, los robots no podrán suplantar las capacidades creativas. La Universidad de Oxford descubrió que hay tareas que un robot no puede llevar a cabo y son las que tienen que ver con la creatividad: profesiones artísticas, programadores, arquitectos o a responsables de sectores como la publicidad.

Los chatbots representan un primer paso en la interacción entre humanos y máquinas y se harán un hueco en nuestras vidas, pero ¿qué pasa con nosotros?, ¿hacia dónde avanzan nuestras capacidades?

El 65% de los trabajos que realizaremos aún no existen Clic para tuitear

Elegir oportunidades

Una de las empresas de empleo más grandes del mundo, ManpowerGroup, acaba de publicar el informe “The Skills Revolution” en el que determina que el 65% de los trabajos que realizaremos aún no existen. Atravesamos por una “revolución de habilidades”, donde ayudar a la gente a mejorar y adaptarse a un mundo de trabajo en rápido cambio es el desafío de nuestro tiempo.

Los profesionales que tengan las habilidades adecuadas cada vez más podrán crear y elegir oportunidades: cómo, dónde y cuándo trabajar.

La evolución tecnológica, pese al miedo de una mayor automatización, una disminución de las plantillas o un lento crecimiento en la contratación en algunas áreas, también creará muchos puestos de trabajo. Más organizaciones buscarán ampliar puestos en los que la creatividad, la inteligencia emocional y la flexibilidad serán las habilidades que más se aprovecharán del potencial humano.

Para los profesionales, la posibilidad de ganar más dinero y mantener un trabajo deseado ya no dependerá de lo que saben sino de su potencial de aprendizaje.

Los ciclos de habilidades serán más cortos que nunca y será imprescindible mantenernos al día adquiriendo capacidades nuevas constantemente; y por el lado que le toca a las empresas, estas tendrán que:

asumir, de una vez por todas, el compromiso de invertir en los empleados, en su formación y en garantizar los procesos de actualización.

Nuestra felicidad

Será muy importante el desarrollo de una cultura del bienestar laboral que se centre en incrementar la productividad y la felicidad de los talentos atendiendo al bienestar de los empleados si se quiere obtener rentabilidad.

Photo Credit: kennethkonica Flickr via Compfight cc

Principios como la honestidad y la extrema transparencia se impondrán en las organizaciones y otras pautas clave serán los esfuerzos centrados en la comunidad y la colaboración.

Un lugar agradable para trabajar, garantizar las mejores herramientas para realizar el trabajo y determinar un tiempo realista para llevar a cabo las tareas marcarán la agenda laboral diaria, pero ¿de verdad están las empresas preparadas para esta revolución?, y ¿nosotros?

Una encuesta reciente ha puesto de manifiesto que 2 de cada 3 empleados no directivos en España no se siente orgulloso de trabajar para su empresa. Solo el 25% de los trabajadores no directivos afirma que la compañía le ofrece herramientas de aprendizaje online o colaborativas que le sirvan para desarrollarse en su carrera. Mucho tendrá que cambiar el panorama de las empresas en España para estar a la altura, me temo…

Photo Credit: adactio Flickr via Compfight cc

 

Más sobre el autor

Rosalía Rozalén
Rosalía Rozalén

Cofundadora de infinitopuntocero.


Me muevo cada día entre los datos y la información. La Web y los Social Media han cambiado la forma de contar las historias, de ejercer el Periodismo. Lo que más me gusta del cambio: estar más en contacto con el público, sus ideas, visiones y la posibilidad de llegar a otras fuentes. En este nuevo camino solo puedo decir, “el gusto es mío y siempre infinito”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: