Mírame a los ojos

Mírame a los ojos, reflexiones de Almudena Pardilla

Las Redes Sociales y las APPs de mensajería  parecen alejarnos de una soledad no inventada.

No lo voy a negar, desde que mi madre murió me siento más sola, ella era la Real Presidenta irremplazable de mi club de fans y me quedé sin esa voz tierna que me sustentaba cual columna vertebral . He leído que hay personas que no lo superan nunca. No sé como explicar la frustración de ver en tu teléfono móvil el registro de la última vez que ella y yo hablamos o su número en la agenda. Y yo no soy de llamar, pero de todas las llamadas que no me han sido respondidas, esta es la más dolorosa de mi vida.

El vínculo es tan fuerte que vivir esta pérdida me ha hecho reflexionar mucho sobre mi renuncia a ser madre y apostar por la teoría de la soledad que me espera, la de quienes vivimos solos y aterrizamos en los aeropuertos sin que nadie nos espere. Y aunque a veces he caminado de la mano de alguien, parece mentira que fuera ella y mi padre, quienes pusieron todo su empeño en que estar bien con uno mismo en soledad es la mayor conquista de la vida.

¿Nos alejan de la soledad las nuevas tecnologías?

Las nuevas tecnologías NO AYUDAN  a a desarrollar esta capacidad de reflexionar y estar con uno mismo, porque siempre podemos escondernos de cualquier situación en la que estemos y salirnos de ella para meter la cabeza, ojos y mente en nuestros teléfonos y acompañarnos de otras vidas, otros yo y otras situaciones.

Por eso las redes sociales nos evitan de esa sensación incómoda de no saber que hacer con nuestras manos cuando estamos solos, de mirar alrededor, encontrarnos con otros ojos y escapar de esa situación que  antes resolvíamos con un cigarro y ahora simplemente desbloqueamos el móvil cual extensión natural de nuestra extremidad.

Soy de escribir, adoro los textos, prefiero los mensajes escritos y comunicarme por WhatsApp a llamar por teléfono. Puedo recibir un mensaje y notarlo como un abrazo  y sentirme abrazada cada vez que lo leo. Me he dado cuenta que también prefiero escribir porque puedo meditar la respuesta más tiempo o borrar, rehacer.

Un WhatsApp me permite un Photoshop constante de las palabras que me definen. Clic para tuitear

Convencida de mi preferencia por las letras  que salen de mis dedos más que de mi garganta, descubro no sin asombro en tecnovedosos , que una de las utilidades que alguna vez mencioné en alguna conversación,  está siendo desarrollada por WhatsApp; permitir editar o deshacer los mensajes enviados.  ¿No es maravilloso? No lo nombré como ellos lo harán, un botón llamado “revocar” pero lo describí así tal cual, una función que actúe de forma similar al comando Ctrl+Z que conocemos en los ordenadores, eliminando el envío de un mensaje ya sea que contenga texto, fotos o videos. Oscar Wilde viene a mi memoria y nunca está de más recordar las grandes frases de los sabios:

Qué tienen de malo las conversaciones?

Esencialmente que son en tiempo real y no podemos controlar lo que vamos a decir y lo que se dice dicho está y es cierto que te puedes retractar pero no puedes borrarlo en la mente de quien lo ha escuchado.

Admiro la tecnología, sobre todo porque veo que es tan poderosa psicológicamente, que está cambiando no sólo lo que hacemos sino quienes somos y veo que nos está llevando a sitios donde si lo supiéramos bien, no querríamos ir.

¿Quién conscientemente decide abandonar una conversación en vivo para sumergirse en otras paralelas? Y sin embargo lo hacemos constantemente a través del móvil y las redes sociales. Queremos estar juntos pero también en todas partes. Importa y mucho,  porque si bien quizás a cierta edad ya hemos conquistado el arte de conversar, pero ¿y las nuevas generaciones?

Así que es bastante sorprendente que justo sea yo quien reclame, empezando por mi misma, más conversaciones y menos conexiones a través de dispositivos.

Paremos de maquillar con la tecnología las relaciones humanas que en esencia todas son desordenadas, demandantes y difíciles, para crear vínculos perfectos, guapos, bellos, positivos, pero vacíos. Porque todos los tweets, post y demás, nunca terminan en un diálogo real ni profundo.

Portugal no sólo ganó la Eurocopa en 2016 y Eurovisión hace unos días. También nos sorprende con campañas con sentido, como esta que comparto;” No me venga con Wi-Fi”, una campaña de un restaurante que apuesta por la conexión humana, os dejo el link que aunque en portugués se entiende.

Es valiente apostar por la la conexión humana, por conversaciones en la cena sin intromisiones y por mirarnos sin pantallas ni filtros de por medio, renunciando a likes , post, tweets para lanzar el mensaje que defiendo aquí:

“Es hora de hablar, quiero que me mires a los ojos y estés aquí conmigo sin adentrarte en el móvil con quien tambien dormimos. Quiero que estemos realmente juntos, con la atención plena del uno en el otro. No dejemos que las redes sociales ni los dispositivos nos hagan olvidar las cosas importantes, nuestros valores y a dónde vamos.”

Ya apuntaba a esta pérdida de identidad real en el 2015, en mi post El suicidio virtual y en este sentido seguimos igual.

Photo Credit: Matias Zepeda Photography Flickr via Compfight <a< span=””>< span=””> href=”https://www.flickr.com/help/general/#147″>cc

Más sobre el autor

Almudena Pardilla Fdez
Estudié Periodismo pero la vida me ha redirigido al mundo de los medios y su mayor fuente de financiación; la publicidad. Conjugar esto con mi gusto por lo internacional y global me ha convertido en una gestora de medios internacionales desde hace siete años. Ante todo soy aprendiz casi antes de que Malú sacara su gran éxito, pero a diferencia de ella, yo aún y siempre, sigo aprendiendo.

1 respuesta

  1. Susana de Pedro dice:

    Me identifico completamente con tu texto. Y como dices, venimos de saber escribir y no hemos nacido con una tablet, por ello me pregunto, ¿qué será de las generaciones actuales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: