WPO is the new SEO

WPO is the new SEO

No, no se trata, aunque pudiera parecerlo, de una nueva serie de Netflix, aunque el tema da para una serie que puede que veáis en breve.

En los últimos tiempos, Google dixit, un nuevo término se está apoderando del mundo Web, y parece que tras las últimas directivas de la compañía de Mountain View, ha llegado para quedarse para siempre: Hablamos del WPO.

¿Qué es WPO?

Lo primero y antes de hacerse trizas o liarse por lo que suelo escribir: WPO no tiene que ver con WordPress, son las siglas de Web Performace Optimization, u Optimización del Rendimiento de la Web, sólo que poner ORW quedaría muy raro y, además, ya sabemos que nos gusta usar palabrejos ingleses más que a un tonto una tiza.

Pero no nos engañemos, esto del WPO no es algo de ayer, lleva más de 7 años rondando el mercado, sólo que ahora es cuando parece que se ha puesto de moda y es lo más mainstream.

Optimización Web

Al final es aplicar la lógica y no volvernos locos, tanto el usuario como Google es lo que nos van a exigir y para optimizar una Web, y para ello, lo que deberemos hacer es aplicar cuatro parámetros: Velocidad de carga, usabilidad, adaptación a móviles y optimización de los recursos.

Velocidad de carga

Todos los sabéis, nos encontramos en un mundo en el que lo inmediato manda, en todos los aspectos, y en la Web más todavía.

No os voy a aburrir con datos, pero todos tenemos claro que cuanto más rápido cargue nuestra Web, mejor. Tendremos menos tasa de rebote, y todo será miel sobre hojuelas. Y esto no afecta solo a la parte de usuarios, afecta también a lo que conseguiremos de Google. Si nuestra Web tiene una velocidad de carga buena, cuando el robot de Google llegue a ella, indexará más páginas y en menos tiempo, con lo que vendrá más veces a comprobar si hay cambios y a volver a indexarla. Resultado, todos contentos. Además, reduciremos nuestra tasa de rebote, y si hay alguien que piensa que Google no sabe nuestra tasa de rebote que despierte, la sabe. O acaso os creéis que Analytics es gratis gracias la buen corazón de la compañía.

¿Consecuencias de esto? Si tenemos una Web rápida, Google nos mandará más visitantes, ya que nos premiará situándonos en posiciones más destacadas y, además, al llegar estos usuarios a nuestra Web, no se irán con tanta facilidad, ya que verán que está ante una Web que no les hace perder el tiempo esperando a mostrar el contenido.

Usabilidad

De nada nos sirve tener la Web más rápida del mercado si, una vez que carga, el usuario no sabe que hacer, no entiende lo que queremos comunicarle o le complicamos la vida para que llegue al objetivo por el que entró en la Web.

Hace unos años me encontré con una situación así. Trabajaba para una empresa cuyo único canal de ventas era la Web, una Web que cargaba de una manera bastante aceptable… pero a la hora de realizar la transacción, aparte de no tener un CTA claro, tenía tantos pasos y requerimientos de información de cara al usuario, que más bien parecía que le estabas diciendo que no comprase, todo eran pegas… Por poneros un ejemplo, en el formulario de alta, era un membership site, el campo fecha de nacimiento era un campo obligatorio a rellenar para poder darse de alta, y no es que fuera un producto para mayores de edad ni nada parecido….

Conclusión, la velocidad sin usabilidad no sirve para nada, y tampoco hay obsesionarse con ser los más veloces del reino de Google, las Webs más rápidas en un test de velocidad de Google serán web en las que únicamente incluyamos texto, o Webs rotas, pero no serán útiles ni usables.

Adaptación a móviles

Está claro, cada vez se hace más uso del móvil para, como mínimo, tener un primer contacto, descubrir un producto o empresa, comparar.. e incluso comprar. Según datos de Google Partners, nos conectamos a internet desde el móvil una media de 150 veces al día, para consultar el tiempo que va a hacer, para obtener la dirección del foodtrack o del restaurante donde vamos a ir a comer, para obtener información de donde proyectan la última película que estrenan este viernes, para reservar las entradas para ir al estreno de esa película, para…

Creo que con esto nos daremos cuenta de la importancia que tiene que nuestra Web esté adaptada a móviles, y digo adaptada que no responsive, porque esto último es como el valor a los toreros y a los legionarios, ya se le supone.

Y como os podréis imaginar Google lo tiene en cuenta a la hora de posicionarnos en su buscador, lo hace desde abril de 2015, cuando actualizó su algoritmo. Y más últimamente, hasta el punto que ha incluido una nueva certificación para sus partners de sitios Webs para móviles, además de potenciar en tema de AMP.

Sin querer ser agorero, os puedo asegurar que la forma de entender la Web y la forma en que se sirven los contenidos está cambiando, pero esto no es el hilo de este artículo.

Optimización de los recursos.

Va relacionado con todo lo anterior, si optimizas tus recursos (código de la Web, hardware, comunicaciones…) tu Web será más rápida y tendrás, a priori menos rebote, Google te indexará más y mejor y obtendrás más resultados, al final: todos felices.

Tenemos que buscar un equilibrio entre todos estos factores que nos permita optimizar nuestra Web, que sea rápida, pero usable, adaptada a móviles y que optimice los recursos con los que contemos, sin obsesionarse con que uno de estos factores predomine sobre el resto.

¿Y cómo demonios hacemos eso del WPO?

¿Y cómo hacemos esto? Os propongo una hoja de ruta a seguir con una serie de pasos: Hacer una auditoría de nuestra Web; elegir un hosting adecuado; asegurarnos que estamos usando tecnologías de Internet 2.0; Cachear nuestro contenido; usar CDNs si son necesarios, optimizar nuestros contenidos; tener una Web adaptada a dispositivos móviles; gestionar nuestros recursos; hacer un seguimiento de lo que ocurre en nuestra Web y, de nuevo, realizar una auditoría.

Auditoria

El “conceto” es el “conceto” y lo primero que tenemos que saber es donde estamos antes de comenzar la ruta.

Os propongo tres herramientas para iniciar una auditoría de WPO, no son las únicas pero creo que son suficientes para este inicio: Google Page Speed Tools; Pingdom Tools y AW Stats.

Google Page Speed

Google Page Speed

Es quizás la más conocida de todas, pero eso no quiere decir que sea la más eficaz.

¿Ventajas?: es gratuita es sencilla y es de Google, con lo que eso supone para lo que es nuestro objetivo principal, que Google nos posicione.

¿Desventajas?: La información que te da es muy, pero que muy genérica y los enlaces que propone para resolver las incidencias que muestra no te llevan a soluciones que puedas aplicar, en la mayoría de los casos, de forma rápida, es decir no te da la receta paso a paso que tienes que seguir para resolver el problema, si no que te suele dar mensajes muy generales.

De todas formas es una muy buena referencia y, como es de Google y todo el mundo la conoce, es una herramienta que te va a servir para hacer una primera aproximación.

Pingdom Tools

Pingdom Tools

Gracias a esta herramienta podremos obtener tanto la información de lo que tenemos bien como de lo que tenemos que arreglar dentro de nuestra Web. Además de darte información de lo que tarda en cargar tu página, su peso, el peso del contenido que carga según su tipo (HTML; CSS; JS; imágenes…)  tienes también los tiempos y la secuencia de carga de todos los elementos de tu página, lo que nos puede servir para identificar que elementos ralentizan la carga y si en algún punto se produce un cuello de botella.

AW Stats

AW Stats

Es algo que solemos descuidar, bien por desconocimiento, bien porque nos hemos acostumbrado a herramientas que nos dan todo, o pensamos que todo, hechos implemente  poniendo la url de nuestra web que tenemos esta herramienta en desuso.

AW Stats son, en esencia, las estadísticas que recoge nuestro servidor Web y que suele almacenar en os ficheros de log.

Es cierto que la información puede estar menos trabajada  y ser menos visual, pero también lo es que con un análisis de esta herramienta podemos descubrir cómo se están gestionando nuestros recursos en el servidor y, gracias a esa información, priorizar y  solucionar las incidencias que pudiéramos descubrir.

Hay muchas más herramientas como por ejemplo GTMetrics; WebPage Test… solo un consejo, elegir una o dos y quedaros con ella/s, querer usar todas, puede volvernos locos.

Hosting e internet 2.0

Algo que muchas veces no se le da la importancia que tiene es el donde alojamos nuestra Web. En muchos casos estamos tentados a irnos al sitio más económico o al plan más económico, y luego nos encontramos con el clásico “mi web carga lenta”, la de veces que habré oído eso en clientes… y luego descubres que tienen la Web en 1&1!!!.

A ver, no es que tengamos que buscar una velocidad de carga mejor que la de Amazon ni que queramos que el resultado de Google Page Speed en este apartado sea brutal, entre otras cosas porque Google siempre dirá que ese resultado es mejorable, da lo mismo lo que hagas por que siempre se queja en ese apartado.

Y para muestra un botón sobre una Web que estoy auditando, fijaos en el mensaje que me da Google acerca del tiempo de respuesta del servidor, 0,48 segundos le parece lento!!!

tiempo de respuesta servidor

Pero siempre tenemos que buscar una serie de elementos en nuestro hosting que nos permitan mejorar. Elementos tales como que tenga una buena velocidad de carga (esto lo podemos comprobar midiendo el TTFB o Time To First Byte o tiempo de carga del primer byte de tu Web), que el hosting esté especializado y optimizado para la plataforma que vayas a usar, WordPress; Joomla; Drupal, etc.

Un must es que el equipo cuente con memoria suficiente y rápida, discos SSD… que tenga PHP 7 mejor que 5.6, ya que conseguiremos mayor  la velocidad con esta última versión al duplicar el rendimiento de la anterior.

Y si ya de serie contamos con soporte a lo que se ha venido a llamar Internet 2.0, mejor que mejor. En este punto deberíamos pedir que tenga soporte para SSL, y mejor si es con Let´s Encrypt que es gratuito, ya sabéis que Google desde principios de año lo tiene en cuenta y marca en su navegador si una web es segura o no y también que funcione con HTTP2. No os voy a complicar explicando que es esto, sólo os digo la ventaja, nuestra Web va a ser más rápida. Si queréis comprobar si vuestra Web corre en HTTP2 podéis hacerlo accediendo al test que nos ofrece Geek Flare KeyCDN.

Caché y CDN

Content Delivery Network

La memoria caché es un tipo de memoria de acceso rápido. En sitios Web la caché nos sirve para poder tener disponibles los recursos (páginas, archivos CSS, consultas a la BBDD…) que ya se han consultado  y que cuando otro cliente vuelva a pedir el mismo recurso, servirlo de manera más rápida ya que está almacenado en la memoria del servidor en vez de en el disco duro.

Existen tres tipos de caché: estática, dinámica y lo que se llama memcached que es la que guarda en memoria las consultas a la BBDD que suelen realizar los CMS para servir el contenido.

La recomendación: cachear todo lo posible, pero siempre con cuidado, sobre todo si tienes un e-commerce, no sea que sirvas sesiones o carritos de compra de otros usuarios.

Para cachear una Web tienes dos opciones que pueden complementarse entre ellas: apoyarte en el servicio de caché de tu proveedor de hosting y, en el caso de trabajar con un CMS como WordPress, Joomla, Prestashop… utilizar alguno de los plugins disponibles. Eso sí, en este caso, usar uno y sólo uno, ya me he encontrado más de una vez en la Web de algún cliente, que resulta que iba lenta, dos y hasta tres plugins de caché instalados y activos. Sinceramente, lo raro es que cargara.

Y dentro del mismo paquete tenemos lo que se llama CDN (Content Delivery Network o Redes de Servicio de Contenido).

Para que lo entendáis, vamos con un ejemplo: Imaginemos que nuestra Web sirve contenidos en español para usuarios en España y en Latinoamérica, tenemos contenidos estáticos como pueden ser las imágenes que componen nuestras páginas y estas imágenes están alojadas en nuestro servidor en España. Evidentemente la carga de estas imágenes se realizarán en menos tiempo a los usuarios que están en España que a los usuarios que están en Santiago de Chile, ya que la distancia que tienen que recorrer es menor. Sin embargo, si lo que hacemos es usar una CDN en la que colocamos todas las imágenes en servidores distribuidos que estén, por ejemplo, en Argentina, Ecuador y México, y estos servidores saben que el cliente viene de un país de Latinoamérica, pues servirán estas imágenes desde el equipo más cercano al usuario, reduciendo considerablemente el tiempo de carga de nuestra página.

Pero tranquilos, que no es necesario subir nuestras imágenes a multiples servidores para configurarnos nuestras CDN, existen plugins y servicios, otra vez en nuestro proveedor de hosting, que lo hacen por nosotros, teniendo únicamente que activarlos. Dos de ellos: CloudFlare y KeyCDN. Pero como todo, el usar un CDN tendrá sentido si nuestros usuarios están distribuidos por el mundo. Si nuestra Web sirve o tiene gran parte de sus usuarios en un único país o area geográfica, quizás no tenga sentido. Para saber eso: Analytics o AW Stats.

Al principio os dije que, a pesar del título, esto no era una serie, y al final si parece que vaya a serlo, al menos una serie de artículos.

Para no aburriros hoy, con más puntos, voy a dejar para un próximo artículo la segunda parte en la que os hablaré de la realeza, ya sabéis, el contenido es el rey, de la importancia de adaptar nuestra Web a dispositivos móviles, de cómo gestionar los recursos y optimizarlos y, por último como realizar un seguimiento y volver a empezar auditando nuestra Web para establecer un ciclo de mejora continua.

Ya sabéis que cualquier duda podéis dejarme un comentario, estaré encantado de responderos.

Más sobre el autor

Carlos M. Diaz Honrado

Licenciado en Marketing. GAIQ, certificado en Adwords llevo más de 20 años trabajando en el mundo de las tecnologías. El “aterrizaje” en el mundo 2.0 forma parte de una evolución natural. Actualmente soy consultor Freelance y ayudo a pequeñas y medianas empresas a desarrollar sus estrategias de marketing en Internet.


2 Respuestas

  1. Susana de Pedro dice:

    Muy buen compendio. Claro, sencillo de entender y, sobre todo, útil. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: